Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

II Guerra mundial: CMBN CMFI CMRT CMFB
Guerra moderna:CMSF CMBS
Avatar de Usuario
Von Patoso
Conscript - Obergefreiter
Conscript - Obergefreiter
Mensajes: 207
Registrado: 03 Mar 2005, 15:43
STEAM: Jugador

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Von Patoso »

¡Joder! ¡Qué bien escrito está! Se nota que la novela de mi tío abuelo la estaba haciendo un gran escritor... :mrgreen:
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y, en cien batallas, no correrás jamás el más mínimo peligro
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3229
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Patxi »

Con el paso de los años va mejorando, como los buenos vinos. Si lo lee dentro de año y medio creerá que ese párrafo proviene de un muy buen libro. Y si lo lee dentro de cinco, tratará de convencer a amigos y familia que se trata de una jodida obra de arte. :mrgreen:
Escribes muy bien, Von. No recordaba yo esas dotes tuyas en la anterior campaña. A ver si alguno se anima y se apunta al carro.
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Von Patoso
Conscript - Obergefreiter
Conscript - Obergefreiter
Mensajes: 207
Registrado: 03 Mar 2005, 15:43
STEAM: Jugador

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Von Patoso »

Pues porque en la campaña anterior había un Organizador del Sarao que ya novelaba de forma insuperable la campaña. Además, soy tímido y me cuesta lanzarme a hacer las cosas. Pero eso si, una vez que empiezo no hay quien me pare...
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y, en cien batallas, no correrás jamás el más mínimo peligro
Avatar de Usuario
d0snu
Regular - Feldwebel
Regular - Feldwebel
Mensajes: 595
Registrado: 15 Jun 2004, 22:38
STEAM: Jugador
Ubicación: Cantabria

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por d0snu »

Von Patoso escribió:
15 Ene 2020, 11:21
Pues porque en la campaña anterior había un Organizador del Sarao que ya novelaba de forma insuperable la campaña. Además, soy tímido y me cuesta lanzarme a hacer las cosas. Pero eso si, una vez que empiezo no hay quien me pare...
Pues dale caña que da gusto leerte!!

Salud!!
Imagen
Para Vivir asi, vale mas no morir.
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3229
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Patxi »

Anímate tú también, Dosnu... :wink:
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3229
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Patxi »


-Andretti, italiano de mierda, ¿a quien carajo estás disparando? – chilló el soldado García.
-Esto… eh… he visto unos infantes alemanes corriendo y los he disparado.
-¿Tu estás tonto o es que los italianos no tenéis cerebro? Nuestro objetivo es el Marder, gilipollas (*) - objetó García.
-Ehhh… Pero es que era un blanco de oportunidad…
-¡Qué blanco de oportunidad ni que leches! Además, teníamos cargada munición AP.

El teniente von Patoso se quedó parado a mitad de camino con el proyectil de 37mm. aferrado al pecho. Aunque era el comandante del tanque, al actuar como cargador no veía nada. Se limitaba a coger un proyectil, meterlo lo más rápidamente posible en la recámara, cerrarla y esperar a que Andretti disparara. No tenía la más mínima idea de lo que estaba pasando fuera. Totalmente descolocado, preguntó:

-¿Entonces cojo munición HE o AP?
-HE, dijo Andretti.
-AP, respondió a la vez García.
-¿Queréis decirme de una vez qué hago?
-El Marder ha girado y ahora está apuntando hacia nosotros, informó García.
-NOS HA DISPARADO - gritó Watson. Creo que su disparo ha rebotado en un árbol. Nos va a machacar si nos quedamos aquí.
-AP, volvió a gritar García.
-Yo me voy de aquí, dijo Watson.

Inmediatamente metió la marcha atrás y empezó a retroceder. Von Patoso se preguntó si les daría tiempo a escapar del mortal 75mm. del Marder. Al final introdujo el proyectil que tenía ya escogido, sin recordar ni tan siquiera de qué tipo era, e intentó ver algo por el periscopio. El sudor que le bajaba por la frente, causado tanto por el calor dentro del tanque como por la tensión, se le introducía dentro de los ojos, irritándoselos. Apenas podía ver nada. Mientras giraba rápidamente el periscopio hacia todos los lados intentando ver algo, maldijo una vez más a quien le hubiera metido dentro de aquel tanque.

-Si salgo vivo de esta y algún día consigo ver al chupatintas de Estado Mayor que me ha metido aquí sin haber manejado en mi vida un tanque, le voy a explicar a base leches que los paracaidistas no estamos para esto- pensó para si.

(*) N del T: En español en el original
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3229
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Patxi »

Menudo crack el teniente Von Patoso.... :mrgreen:
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Von Patoso
Conscript - Obergefreiter
Conscript - Obergefreiter
Mensajes: 207
Registrado: 03 Mar 2005, 15:43
STEAM: Jugador

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Von Patoso »

¡Ya te digo! todo un crack. A saber cómo acaba su aventura en el Stuart...
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y, en cien batallas, no correrás jamás el más mínimo peligro
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3229
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Patxi »


Von Patoso se separó del periscopio que le permitía ver algo fuera de aquel trasto de acero. Se secó con la manga de la casaca el sudor que aun le corría por la frente. Parecía que habían tenido suerte y habían logrado escapar del Marder. Pensó que los tanquistas debían estar hechos de una pasta especial. Era la primera vez que se había visto en una situación así y casi se había meado encima. Se preguntaba cómo podían los tripulantes de esos cacharros enfrentarse a diario a enemigos mejor blindados y mejor armados, como pasaba cuando se enfrentaban a Tigres o Panteras. Desde luego él tenía claro que no servía para eso. Prefería morir por el disparo de una bala o por un impacto de artillería que morir achicharrado dentro de aquel trasto. Pero ahí estaba y tenía que lidiar con ello. Miró a Andretti.

-¿Y ahora qué?

-Pues la verdad, Señor, es que creo que ahora nada. Tenemos dentro de rango de visión y alcance la carretera por la que tienen que pasar los blindados enemigos si quieren escapar. Nos quedamos aquí tranquilamente y si intentan huir, nos los cargamos. Al fin y al cabo, esas eran nuestras órdenes…

-¿Y los chicos de Dosnueces?

-Los chicos de Dosnueces se las tendrán que apañar sin nosotros.

Von Patoso se quedó pensativo. La verdad es que asomarse por ahí sabiendo lo que estaba fuera no parecía una gran idea. Una vocecilla dentro de su cerebro le decía que dejar solos a los hombres de Dosnueces con ese Marder rondando por ahí era de cobardes. Pero una voz mucho más poderosa le dijo: “Si quieres salir vivo de ésta ni se te ocurra moverte y hacerte el héroe”. Tomó una decisión.

-Chicos, de momento nos quedamos aquí. Si los hombres de Dosnueces nos informan de que el Marder ha cambiado de posición nos podemos plantear hacer algo más. De momento mantened los ojos bien abiertos y estad atentos a cualquier cosa que se mueva por las cercanías.
Última edición por Patxi el 04 Abr 2020, 06:24, editado 1 vez en total.
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Von Patoso
Conscript - Obergefreiter
Conscript - Obergefreiter
Mensajes: 207
Registrado: 03 Mar 2005, 15:43
STEAM: Jugador

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Von Patoso »

Mmmm. Creo que el Organizador del Sarao se ha saltado una parte de las Memorias del teniente von Patoso. Un trozo corto y algo intrascendente, es cierto, pero parte del relato. No se si lo habrá hecho para aligerar la historia o si se le habrá pasado sin querer...
Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y, en cien batallas, no correrás jamás el más mínimo peligro
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3229
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Patxi »

Lo arreglo en cuanto pueda....
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3229
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Patxi »

Arreglado. Seguimos con las andanzas de tu antepasado acorazado:
Von Patoso masticaba lentamente el chicle que le había pasado el soldado García, mientras miraba por el periscopio. Parecía un rumiante preparando la comida para una larga digestión. Mientras ojeaba sin parar a todas partes a través del diminuto visor, charlaba en voz baja con el sargento Andretti:

-¿Estás seguro de que eso era un Marder? No es que yo sea un experto, pero me daba la impresión de que sonaba como un cañón de baja velocidad. A lo mejor era uno de esos semiorugas a los que los nazis le han plantado un obús de 75mm.
-Pues la verdad es que no lo sé, teniente. Por estos visores no se ve una mierda. Lo mismo hasta podía ser un Wespe.
-Bueno, sea lo que sea sabe donde estamos y nos tiene enfilados. Estoy seguro de que los que se han cargado el jeep nos han visto claramente.

En ese instante la voz tensa de García cortó la conversación.

-Teniente: me informan por radio de que han llamado con urgencia al cuartel general al teniente Yoye. Se ha retirado de la batalla de forma temporal.
-¿Estás seguro de eso? ¿En mitad del asalto?
-Eso parece señor. Órdenes directas de Trump.
-¿Pero en manos de quien estamos? ¿A quien se le ocurre llamar a un oficial al mando en medio de una batalla?
-Parece ser que Trump ha sido muy explícito: “quiero a Yoye aquí ahora mismo” y se le ha oído decir algo sobre America first…
-¡Por Dios!
-Al parecer nos han mandado a un nuevo teniente. Creo que han dicho que se llama Duke y llegó ayer mismo como refuerzo desde Gran Bretaña.
-Bueno. Nos mandan a los pipiolos. Esperemos que le hayan enseñado algo de provecho en West Point.
-Señor, me acaban de comunicar otra cosa importante.
-¡Escupe!
-Parece ser que vienen alemanes a la carrera justo por detrás de nosotros.

El teniente von Patoso estuvo a punto de tragarse el chicle en ese mismo instante.

-¿QUÉ?
-Los ha visto una de las escuadras de exploración de Dosnueces. Parece ser que el mismo Dosnueces viene a la carrera para pillarlos de flanco, pero aún está lejos.
-¡Media vuelta! Enfilemos a esos malnacidos. Como lleven armas antitanque estamos jodidos a estas distancias de combate.
-¿Y el Marder?
-Tendremos que confiar en que el bosque nos tape.
-Aun hay más cosas, teniente – añadió García. Parece ser que han oído un ruido de motor que venía por la carretera. Y sonaba como un blindado…
-¿Tienes alguna otra buena noticia que darme, García?
-.....
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3229
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Patxi »


Von Patoso podía notar como el sudor le caía por la frente, como regueros de agua de lluvia tras una tormenta. Cuando le llegaba a los ojos ya irritados por el humo que invadía todo el habitáculo, se los escocía aún más, provocándole un picor insoportable. Quería restregárselos, pero sabía que con la cantidad de mierda que tenía en las manos los iba a irritar todavía más. Así que se pasó por enésima vez la manga verde oliva de la guerrera por la frente, intentando que el sudor no le llegara a los ojos.

Mientras se agachaba para coger un proyectil de 37mm. pensó que el Stuart debería tener otro tripulante. Se suponía que él era el comandante del carro, pero no se enteraba de nada de lo que pasaba fuera del mismo ya que se limitaba a actuar de cargador. De mala manera podía dar órdenes si no sabía nada de lo que pasaba fuera de esas paredes de acero que le rodeaban. “Pero claro” pensó “para que entre otro tripulante el tanque debería ser más grande y eso implicaría más peso, más blindaje, más motor, un cañón más potente… en suma, el Stuart se convertiría en un Sherman”. Introdujo el proyectil en la recámara, la cerró y decidió no darle más vueltas al asunto.

Notaba un dolor sordo en la zona lumbar. Un trozo de metralla se le había incrustado ahí, en el asalto de la Charlie al pueblo. Recordaba que el cirujano militar le había dicho alegremente que había tenido mucha suerte: un par de centímetros más a la derecha y le metralla se hubiera incrustado en su columna vertebral, dejándole paralítico de la cintura para abajo. Mucha suerte, si, pero ahora tenía un dolor permanente que iba a más cada vez que se agachaba para coger un proyectil. Se preguntó una vez más que burócrata militar tendría retenido aún su corazón púrpura. Le habían comentado que el asunto estaba paralizado en el despacho de un tal general Patxi, que parece ser que se las daba de manejar todo el frente de Normandía a su antojo. Sus pensamientos se vieron interrumpidos por la voz de García:

-Andretti ¿has visto eso?

-Si, respondió Andretti. Nos acaban de disparar con un panzerfaust

-Eso no era un panzerfaust, objetó García. Eso era un bazooka alemán, un panzeresreleches, o cómo quiera que se llame.

-¿Ahora eres un experto, García? ¿O es que los mexicanos tenéis una habilidad especial para distinguir por el sonido un panzerfaust de un panzerschreck?

-No soy mexicano, gruñó García. Soy de Texas.

-De México, de Tejas, de Arizona… para mi sois todos iguales: sois todos “mexicanos”. Andretti se dirigió ahora a Watson, el conductor: Watson, a ver si eres capaz de hacer que este trato vaya a más de cinco kilómetros por hora y nos sacas de aquí de una pieza.

Von Patoso escuchaba la conversación parpadeando como un búho, intentando enfocar con sus escocidos ojos a los miembros de su tripulación. Llevaba un nuevo proyectil entre los brazos. En ese momento el tanque se inclinó violentamente hacia la izquierda. Von Patoso no tenía manos para agarrarse a nada y fue a chocar violentamente contra la recámara del cañón, golpeándose directamente en el estómago. Un sordo gemido de dolor se escapó de entre sus dientes. Le pareció oír un sonido de agua golpeando contra las paredes metálicas del tanque. Probablemente estaban atravesando el arroyo que habían visto antes y se habían topado con alguna roca oculta en su lecho. Introdujo como pudo el proyectil en la recámara e intentó recuperar el aliento.

-¿Está bien, teniente?, le preguntó Andretti

-Si, si, no se preocupe, ¿Estamos matando muchos alemanes con nuestros disparos?

-Pues la verdad es que supongo que no, respondió el sargento. Estoy disparando a bulto, sin objetivo concreto, principalmente para que los alemanes no levanten la cabeza y nos puedan disparar.

-Pero, ¿eso no es malgastar munición?, preguntó inocentemente von Patoso.

-A ver, teniente. Tenemos que dar trabajo a nuestros chicos y chicas de Detroit ¿verdad?, respondió socarronamente Andretti. Además, mejor malgastar munición que convertirnos en pollos chamuscados dentro de un Stuart en llamas ¿no cree?

Von Patoso calló prudentemente, pues sabía que Andretti tenía razón. ¿Qué importaban unos cuantos proyectiles de 37mm más o menos a cambio de mantener el pellejo? A pesar de la situación en la que se encontraba el desembarco, no les faltaba munición. Así que se agachó a por un nuevo proyectil. En ese momento sintió como una descarga eléctrica le recorría toda la espalda, quedándose inmovilizado como si fuera un árbol quebrado. Cayó al suelo metálico del carro de combate y se quedó allí, intentando recuperar el aliento. Oyó la voz de Andretti:

-Descanse un rato, teniente. Voy a disparar un poco a los alemanes con la ametralladora, que seguro que también les hará ilusión.
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3229
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Patxi »

Mañana, el desenlace.... No se lo pierdan.
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3229
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Campaña para CMBN: Dunkerque 1944

Mensaje por Patxi »

Von Patoso notó como el Stuart se detenía. A pesar del dolor que aún sentía en la zona lumbar intentó incorporarse lentamente, agarrándose a los soportes vacíos de la munición. Con un gran esfuerzo logró alcanzar una posición casi vertical. Más bien adoptó una postura en forma de siete.

-¿Nos hemos detenido? - preguntó a Andretti. Él mismo sabía que era una pregunta estúpida por lo evidente, pero su cerebro todavía estaba abotargado por el dolor.

-Si, teniente. Hemos llegado a lo que parece una buena posición. Estamos cubiertos por los árboles del bosque y tenemos enfilada la carretera por la que tienen que salir sus blindados.

-Bien – respondió. Voy a intentar echar un vistazo.

Se incorporó como pudo al pequeño asiento redondo desde el que podía ejercer de jefe de carro y observar lo que pasaba fuera por el periscopio. Si parecía una buena posición. Claro que a él cualquier cosa que significara estar parados le parecía una buena idea.

-¿Sabemos algo de Dosnueces o de Yoye, digo de Duke? - Todavía no se había acostumbrado a pensar en Duke como el nuevo teniente de los infantes.

-La verdad es que no. Parece haber fuego intenso contra el bosque, así que no creo que lo estén pasando muy bien.

En ese momento se escuchó la voz de Watson:

-¡Joder! Parece que les están disparando al equipo antitanque que tenemos delante.

-¡Una leche! – se oyó decir a García. ¡Nos están disparando a nosotros!

En ese mismo instante un estruendo ensordecedor, como si se encontraran dentro de un tambor y alguien diera un redoble, le dejó medio sordo. Las 15 toneladas del M5 se estremecieron como si estuviera hecho de cartón o papel. Una llamarada surgió de la parte delantera del vehículo, por donde el proyectil debía haber penetrado. El humo empezó a llenar el habitáculo. En la mente de von Patoso se presentaron de repente las imágenes que le torturaban todas las noches. Unas imágenes muy parecidas a lo que podía ver ahora mismo. Un espacio cerrado lleno de humo, llamas y gritos. Von Patoso se quedó inmovilizado rememorando de nuevo el interior del C-47 que le llevaba a Normandía, un C-47 que se había convertido en una trampa mortal para la mayoría de sus hombres. El grito de Andretti le sacó de su letargo:

-¡¡Teniente!! ¡Tenemos que salir!

Su cuerpo reaccionó mucho antes que su cerebro. De forma maquinal abrió la escotilla que tenía encima de su cabeza y ágilmente, y sin recordar para nada sus dolores, salió del carro y saltó entre los árboles. Ahí se le unieron Andretti y Watson.

-¿Estamos todos bien? – preguntó. ¿Y García?

-García no lo ha conseguido – respondió Andretti. El proyectil debió atravesar el blindaje justamente por su zona

El cúmulo de emociones, la tensión, las heridas mal curadas y los remordimientos acabaron por quebrar a von Patoso. Se derrumbó sobre las hojas caídas de los árboles y empezó a sollozar como un niño repitiendo sin parar “no puedo más, no puedo más…”. Andretti se le acercó y suavemente, pero con firmeza, le dijo:

-Teniente, tenemos que alejarnos de aquí. En cualquier momento las llamas pueden alcanzar a la munición del tanque y la explosión nos puede llevar por delante si seguimos tan cerca.

-No puedo, Andretti. No puedo – murmuró von Patoso.

-Tiene que hacer un último esfuerzo.

-No puedo escribir más cartas a familias a las que no conozco, diciendo que su hijo o su esposo o su hermano ha muerto como un héroe por las libertades de todos. No puedo escribir más cartas así.

-Vamos, teniente. ¿Tiene usted a alguien esperándole en casa?

-Si.

-¿Quién es? ¿Sus padres? ¿algún hermano? ¿su novia?

-Mi novia.

-¿Cómo se llama su novia?

-Anny.

-Bien, pues haga un último esfuerzo por Anny. Piense en ella. Piense en que tiene que volver a casa para reunirse con ella.

Von Patoso intentó pensar en Anny. Vino a su mente la imagen de Anny corriendo por la playa. Sus largos cabellos rubios agitados por el viento y sus labios abiertos en una gran sonrisa mientras le miraba con amor. Una vez más la imagen de Anny consiguió hacer el milagro. Lentamente von Patoso se tranquilizó y pasados unos instantes se levantó penosamente. Miró al sargento.

-Andretti. Vámonos de aquí
¿Conseguirá el teniente, con más vidas que un gato, volver a ver a su querida Anny?
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Responder
cron