DAR Republica de Roma (Campaña Kriegsspiel)

Para poder leer y disfrutar de todos esos AARs magníficos que hacen los foreros.

Moderador: Moderadores Wargames

Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 4387
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: DAR Republica de Roma (Campaña Kriegsspiel)

Mensaje por Patxi »

:lol:
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Yoye101
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 360
Registrado: 17 Sep 2011, 19:54
STEAM: Jugador
Contactar:

Re: DAR Republica de Roma (Campaña Kriegsspiel)

Mensaje por Yoye101 »

Guerra de sucesión Egipcia. Enero-Noviembre del 100 a.C

Como se vio en la introducción los hermanos Ptolomeo IX y Ptolomeo X estaban decididos a acabar le uno con el otro y convertirse en el Faraón indiscutible de Egipto. Durante los primeros meses del año, desde que el exiliado Ptolomeo IX desembarcara en la Cirenaica y Ptolomeo X disfrutara del trono en Alejandría, no se produjeron movimientos de tropas algunos.
Imagen

Ptolomeo IX empezó a buscar aliados en Roma, incluso se dice que intento sobornar a un Cónsul con un gran cofre de dinero pero este fue rechazado. Así mismo, en el Alto Egipto consiguió que le malestar y las llamas de la rebelión ocurriesen y esta región se levantara contra la tiranía del Ptolomeo X.

Sin embargo, sus intentos de espionaje no tuvieron tanta suerte, los pocos hombres que conseguían infiltrarse en al corte de su hermano menor era rápidamente descubiertos y torturados de forma horrible. Se dice que el propio Ptolomeo IX a pago una pensión a uno de sus espías que su malvado hermano dejo ciego y sin lengua.

Por su parte Ptolomeo X decidió buscar ayuda más al Este, encontrando al reino de Ponto y su Rey Mitridates. Tras largos acuerdos consiguió que se le enviasen tropas pónticas para ayudar a acabar con la osadía de su hermano mayor. por otro lado, tantos intentos de espionaje lo acabaron volviendo algo paranoico haciendo que gastara casi toda su fortuna en seguridad personal y evitando contacto con el pueblo para evitar intentos de asesinatos.

Lo que no sabían ambos egipcios es que un temerario hijo de uno de las familias mas respetadas de Roma había conseguido infiltrarse en la capital de Egipto, Alejandría, para poder informar a Roma de lo que realmente estaba pasando en aquellas tierras que sin duda afectarían al suministro de trigo. El romano es nada menos que Quinto Sulpicio Galva, el primogénito del Cónsul Servio Sulpicio. Durante meses arriesgo su vida para mantener informado a su familia y a Roma. Estos informes concluyeron que Ptolomeo X está aliándose con Mitridates, enemigo de Roma, e influyeron sin duda en las decisiones del Senado de enviar una legión en apoyo de Ptolomeo IX. El elegido para su mando sería el popular Pretor Milus Quinctius, al que decidieron unírsele en la campaña Titus Tarquineos, primogénito de la familia Tarquinea, Claudio Hortensius, primogénito de la familiA Claudia y un sobrino de la familia Vorenus.

Tras las actividades logísticas pertinentes, una legión (10 cohortes de legionarios) embarco a finales de mayo rumbo a Catabathmo (Cirenaica) escoltado por dos escuadras de combate. Allí el Pretor Milus y Ptolomeo se encontraron el puerto para discutir la estrategia para la campaña.
En el sur de Egipto( el Alto Egipto) se encontraban rebeldes a favor de Ptolomeo IX. EN la cirenaica, el gobernador rebelde había levantado levas para apoyar su causa también. Y ahora contaban con una legión romana.

Faraón y Pretor decidieron, sobre todo por conveniencias logísticas, dividir a las tropas y marchar hacia Alejandría por dos ejes. Uno simulado, que partiría desde la Cirenaica hacia el Este bajo el mando de Ptolomeo IX y una cohorte al mando de Tarquineo. Y uno principal, que desembarcaría en el delta del Nilo, uniría sus tropas con las de los rebeldes del Alto Egipto y marcharían hacia Alejandría.

Decidido el plan, se puso todo en marcha, Ptolomeo IX envió mensajeros por el desierto para informar a los rebeldes del Alto Egipto que conquistaran Memphis y allí unieran sus tropas con los romanos. El Pretor Milus embarco con 9 cohortes y remonto el Nilo hasta una buena zona de desembarco, mientras que mando a una escuadra de combate bloquear el puerto de Alejandría.
Imagen

Mientras tanto Ptolomeo X estaba tranquilo en Alejandría, aumentando su riqueza tanto como su paranoia, sin levantar levas ni aplastar a los rebeldes del Sur. Estaba feliz al ver que habían desembarcado unidades de Ponto, unos lanceros, levas y hasta unos arqueros mardios a caballo. Su sorpresa fue mayúscula cuando se encontró el puerto bloqueado por la flota romana! Estuvo llamando a levas por la región aunque muchas de estas nunca llegarían a Alejandría pues fueron interceptadas por legionarios romanos que habían desembarcado. Y mientras recibía los informes de que su hermano mayor había atravesado la frontera y marchaba con un ejército hacia su capital.
Imagen

Pero no todo iba mal para el bando de Ptolomeo X. Los romanos con su barcos habían llegado mucho mas rápido al Norte de Memphis de lo esperado; Los rebeldes del Alto Egipto hacia poco que habían recibido el mensaje de Ptolomeo IX y se encontraban aun marchando hacia Memphis cuando se le encargo la misión a Claudio Hortensius de contactar con los rebeldes y liderarlos.

El confiado Hortensius marcho con una carta escrita por el mismo Ptolomeo IX que le permitia tomar el mando de las fuerzas rebeldes. Y con esas credenciales se presentó en Memphis, sin saber que era una ciudad aún fiel al Faraón Ptolomeo X. Fue capturado de inmediato y metido en una celda.

Las tropas que avanzaban desde al cirenaica empezaron a tener problemas logísticos en su avance y decidieron volver a Catabathmo. Las dificultades para la coordinación de los dos ejes de avance y la desaparición de Hortensius estaban causando confusión en la cadena de mando romana.
Imagen

Finalmente el Pretor Milus decidió marchar directamente hacia Alejandría. Y mando un mensaje a su escuadra que bloqueaba el puerto para volver a Catabathmo. Ptolomeo X tenía en Alejandría unas cuantas levas y los hombres de ponto, viendo que una legión se acercaba y sin saber que el ejército de Ptolomeo había dado media vuelta, pensó que su mejor salida era huir y largar la guerra. Ahora tenía el puerto libre para huir, solo le faltaban barcos. Consiguió reunir a todos los barcos civiles para transportar a sus tropas, incluido el barco de Quinto Sulpicio. Recibió una propuesta de rendición del propio Milus, pero alargo al máximo su respuesta y dio órdenes de enviar la respuesta dos días después de haber abandonado ya Alejandría rumbo a Memphis.
Imagen

Harto de la espera Milus llamo de nuevo a la flota para bloquear el puerto y comenzar el asedio. Para su sorpresa la ciudad le abrió las puertas al verse abandonada y sin defensores suficientes. Allí Quinto y Milus se encontraron y decidieron marchar hacia el Sur para cazar a Ptolomeo X. Mientras Ptlomeo IX y Tarquineo tras hacer acopio de vivieres se dirigieron hacia Alejandría. Allí Ptolomeo se corono simbólicamente de nuevo Faraón.
Imagen

En este momento de la historia, al final de septiembre, aún no ha ocurrido ninguna batalla.
Ptlomeo IX se ha coronado Faraón pero su hermano sigue vivo. Los romanos saben que Hortensisus está hecho prisionero. El Senado le preocupo este hecho, y se decidió mandar una operación especial de rescate al mando de Akayar Quincio que desembarcaría en Egipto ese mismo mes. Por su parte, Ptolomeo X tiene un ejército y se dirige a la ciudad donde tiene a su prisionero estrella… pero sin saber que justo los rebeldes acaban de llegar a la ciudad para asediarla.

Hasta aquí la primera parte de la Guerra de sucesión egipcia.
Imagen
Avatar de Usuario
Piteas
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 7489
Registrado: 05 Feb 2011, 16:15
STEAM: Jugador
Ubicación: por las Rías Altas
Contactar:

Re: DAR Republica de Roma (Campaña Kriegsspiel)

Mensaje por Piteas »

El confiado Hortensius marcho con una carta escrita por el mismo Ptolomeo IX que le permitia tomar el mando de las fuerzas rebeldes. Y con esas credenciales se presentó en Memphis, sin saber que era una ciudad aún fiel al Faraón Ptolomeo X. Fue capturado de inmediato y metido en una celda.

Ya es hora de que los Claudios dejemos de casarnos entre primos, que luego nos nacen tarados como éste.
Imagen ImagenImagen
Imagen Imagen
Imagen Imagen
Imagen Imagen
Avatar de Usuario
Makarren
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 41
Registrado: 22 Nov 2017, 15:42
STEAM: Jugador
Contactar:

Re: DAR Republica de Roma (Campaña Kriegsspiel)

Mensaje por Makarren »

De hecho se dice que logró aprender a escribir su nombre y no mearse en la cama poco antes de salir hacia Egipto.
Avatar de Usuario
Akayar
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 732
Registrado: 02 May 2021, 17:49
STEAM: Jugador

Re: DAR Republica de Roma (Campaña Kriegsspiel)

Mensaje por Akayar »

:Ok: :aplauso: :palomitas:
Avatar de Usuario
Yoye101
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 360
Registrado: 17 Sep 2011, 19:54
STEAM: Jugador
Contactar:

Re: DAR Republica de Roma (Campaña Kriegsspiel)

Mensaje por Yoye101 »

Makarren escribió: 01 Feb 2024, 08:59 De hecho se dice que logró aprender a escribir su nombre y no mearse en la cama poco antes de salir hacia Egipto.
Jajaja todo son decisiones y suerte
Imagen
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 4387
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: DAR Republica de Roma (Campaña Kriegsspiel)

Mensaje por Patxi »

Muy chulo el AAR.... :Ok:
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Yoye101
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 360
Registrado: 17 Sep 2011, 19:54
STEAM: Jugador
Contactar:

Re: DAR Republica de Roma (Campaña Kriegsspiel)

Mensaje por Yoye101 »

Continuamos con la campaña de Egipto.
Imagen

El faraón sin trono, Ptolomeo X, tras huir de Alejandría para refugiarse en Memphis, donde tiene prisionero al romano Hortensius, ha desembarcado su ejército en la orilla Este del rio Nilo. La razón, que la ciudad esta sitiada por los rebeldes del Alto Egipto que apoyan a su hermano Ptolomeo IX.
Por suerte parece que el asedio solo lleva 2 días. Las fuerzas rebeldes son desconocidas pero han construido dos campamentos, uno a cada lado del canal que atraviesa la ciudad de Memphis.
Imagen

Ptolomeo X no puede esperar más tiempo y al alba ordena un desembarco para liberar a la ciudad. Va a ocurrir la primera batalla de la campaña.
El plan de Ptolomeo X es mandar su fuerza principal contra el primer campamento rebelde, mientras que una segunda fuerza parará los refuerzos que intenten atravesar el canal y también avisara a la ciudad de que apoyen el ataque.
Imagen

Los rebeldes no esperaban la llegada de ningún ejército enemigo. El primer campamento intento mantener la línea pero la cantidad de fuerzas del faraón decanto la balanza. Y finalmente con la salda de las tropas de la ciudad todos fueron capturados o muertos.
Imagen

Más al Sur las tropas del segundo campamento rebelde corrían al auxilio de sus camaradas, pero con el escaso número de balsas que disponían el cruce del canal era muy lento y pronto la caballería del faraón empezó a masacrar a las unidades que cruzaban el rio. Poco a poco las fuerzas rebeldes se concentraron en número suficiente para hacer retroceder a al caballería, sin embargo fue demasiado tarde pues el resto del ejercito del faraón llegó. El pánico cundió en los rebeldes y solo los pocos que aún no habían podido atravesar el canal se salvaron.
Imagen

Ptolomeo X entra triunfal en la ciudad. Tiene su ejército prácticamente intacto y al rehén romano en sus manos.
Imagen

Por el bando de Ptolomeo IX no perdieron el tiempo y bajaron rápidamente hacia Memphis donde por el camino recibieron las noticias de la destrucción del ejército rebelde y con ellas una nueva petición de tregua por parte de Ptolomeo X. Sin embargo, tras la experiencia de negociaciones anteriores fue rechazada de inmediato.

Llegando finalmente a Memphis en septiembre, los romanos comenzaron a construir 3 campamentos de asedio. Además iniciaron trabajos para desviar el canal y construir puentes sobre este. Las fuerzas estaban muy igualadas. Un asalto era casi suicida por parte de los atacantes, solo les quedaría esperar a rendir la ciudad por el hambre ya rotas las negociaciones.
Imagen

Mientras el bravo Akayar desembarcaba en Alejandría y se ponía en busca de Hortensius para iniciar su misión de rescate.
Ptolomeo X, decidido y audaz decidió intentar una salida nocturna. Su plan era crear una distracción en los campamentos romanos Norte y Sur con proyectiles incendiarios para que dos fuerzas avanzaran y atacaran el campamento principal romano donde sabía que su hermano se encontraba.

Imagen
Esa misma noche, los romanos detectaron salidas y movimientos de tropas aunque no pudieron ver cantidad y a donde se dirigían. Poco después estallo el caos cuando empezaron a caer flechas de fuego sobre los campamentos, por suerte la humedad del terreno y la lejanía de los tiradores permitió apagar los fuegos. El Pretor Milus se puso al mando de la caballería del faraón Ptolomeo IX y partió a investigar los campamentos. Mientras Tarquineo vigilaba el campamento principal y Sulpicio el Norte.

Mientras tanto las fuerzas de flanqueo avanzaban en la oscuridad, pero era muy difícil coordinar el movimiento para que su llegada fuera al mismo tiempo. Las tropas del norte intentando contactar con las del sur fueron descubiertas por las patrullas de Tarquineo y salieron a defender su campamento. EN la oscuridad la batalla era confusa y atronadora. El ruido alerto a Sulpicio que envió tropas para socorrer a su compañero. Sin embargo los romanos se impusieron finalmente y tarquineo envió un mensaje a su compañero para que mantuviera sus tropas en su propio campamento.
Imagen
Para su desgracia, nuevas tropas eran descubiertas por el sur y de nuevo comenzó una batalla. Ojala hubiera tenido las tropas de Sulpicio. Los egipcios arremetían contra los romanos con marcialidad con sus lanzas y tras el cansancio de la anterior refriega los legionarios cedían cada vez más terreno. Algunos romanos empezaron a huir al campamento. La línea romana estaba ala límite de quebrarse mientras en la oscuridad de daban órdenes. En la tienda de Ptolomeo IX los siervos despertaron a su amo y se prepararon para lo peor, el campamento estaba en serio peligro.

Y entonces la caballería cargó. El pretor Milus volvía de inspeccionar el resto de los campamentos y pudo atacar por la retaguardia a la falange enemiga. La confusión e impacto en mitad de la noche fue tal que los egipcios huyeron y pocos fueron los que consiguieron volver a la ciudad.
Al amanecer los romanos habían sufrido algunas bajas en algunas unidades pero el ejército de Ptolomeo estaba prácticamente deshecho. El asedio prosiguió contrayéndose las máquinas de asedio y consiguiendo inundar el canal dejando el puerto de Memphis inutilizado. La flota romana vigilaba el rio Nilo.

Tras un mes más, con la llegada de Akayar llegaron noticias de que se requería que la campaña acabase por problemas que ocurrían en Asia. Por ello, el pretor MIlus decidió negociar con Ptolomeo X. El acuerdo era simple, Ptolomeo X abandonaría Egipto en un barco rumbo a Asia con Mitridates, entregaría sus posesiones en Egipto a su hermano mayor y liberaría a Hortensius. Ambas partes estuvieron de acuerdo y todo se llevó a cabo.
Imagen

Sin embargo, Ptolomeo IX tuvo que observar como los romanos saqueaban Memphis. Por otro lado, el barco de Ptolomeo X nunca llegó a su destino. No se sabe si fue una tormenta en el mar o simplemente se retiró a vivir sus últimos días en paz... pero la historia nunca supo más de él.
Imagen

La legio Itálica contenta por el saqueo y las escasas bajas embarco en la flota y puso rumba a casa a Roma. Atrás quedó Ptolomeo IX con un reino en decadencia y consumido por la guerra que lo tendrá muy difícil para volver a hacerse un lugar en el Mediterráneo.
Imagen
Imagen
Responder