[AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Para poder leer y disfrutar de todos esos AARs magníficos que hacen los foreros.

Moderador: Moderadores Wargames

SlaySoft
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 24
Registrado: 30 Nov 2020, 15:44
STEAM: Jugador
Ubicación: Málaga - Jaén

[AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por SlaySoft »

Buenas a todos, compañeros

Desde hace bastante tiempo llevo dándole vueltas a la cabeza para empezar a escribir un AAR, ya que por lo general suelo divertirme bastante siguiendo los avances y novedades de otros jugadores, mientras se aprenden cosas nuevas y se aportan ideas.

En este caso, el título elegido para dicha faena ha sido el Crusader Kings II (CK2 en adelante) a través de una partida que suponga todo un desafío. Para ésta se propone un objetivo difícil de alcanzar: reformar el imperio persa como zoroastra y comenzando con la dinastía bavandid (campaña 867), descendientes directos de Sasan; fundador del imperio persa sasánida. Para sumarle más emoción a la partida, la comenzaré con configuraciones históricas (nada de invasiones aztecas...) y en modo 'Hombre de Hierro'.

La estructura del AAR estará organizada en capítulos, en los cuáles intentaré hacer un análisis de la situación al inicio de cada uno. Para no alargar mucho la redacción y amenizarla, voy a intentar alejarme del modelo novelesco para centrarme más en un estilo crónica aunque buscaré crear un background histórico interesante y reservarme ciertas libertades creativas para los capítulos más 'aburridos' o que menos acción tengan. De todas formas, todas las sugerencias e ideas son siempre bienvenidas.

Tanto para bueno o para malo, intentaré darle inicio y fin a este AAR. Dicho esto, arranquemos.

Año de inicio: 867
Personaje: Marzobán (conde) Rostam Bavanid
Heredad: Tabaristán y Alamut
Estado: Comienzo siendo parte del sultanato chií de Alavid.

Imagen

Imagen



PRÓLOGO: Un mundo turbulento

Los siglos posteriores a la caída del Imperio Romano de Occidente supusieron una serie de cambios para un mundo en constante evolución. Si bien la caída de Roma como tal en el año 476 no supuso un hecho traumático en sí, en parte debido a la gradual decadencia política/social y administrativa de la parte occidental del antiguo gran imperio y a la continuidad del mismo a través de su parte oriental, su desaparición supuso la aparición de inumerables naciones dispuestas a levantarse desde sus mismas cenizas. Los reinos de los visigodos, francos, suevos, vándalos... pasarían a elevarse como nuevos actores en el tablero internacional.

En la parte oriental del antiguo imperio, que más tarde sería conocido cómo imperio griego/bizantino por los cronistas medievales; a la presión fronteriza de pueblos del noreste de Europa y de las estepas asiáticas había que sumar la rivalidad sempiterna con el gran gigante de Oriente Medio, el Imperio Persa Sasánida. A pesar de ello, Constantinopla sobrevivió el envite de estos turbulentos años iniciando un fuerte proceso de expansión durante el reinado de Justiniano I.

Estos años, marcados entre los siglos V y VII, fueron testigos del crecimiento y caída de diversos pueblos. Las naciones más débiles iban dando paso a las más fuertes, que por lo general asimilaban a los primeros. En oriente medio, los campos de batalla retumbaban con los choques constantes entre dos gigantes, mientras a la par se debilitaban llevando al máximo sus esfuerzos.

Imagen
Mapa del mundo a principios del siglo VII. Fuente: Ancient.eu

Fue dentro de este contexto cuando en un remoto lugar de la península arábiga, antigua patria de árabes nómadas politeistas, comerciantes judíos o árabes gasánidas seguidores del cristianismo monofisita, apareció una figura clave para la historia hasta nuestros días. Muhammad (Mahoma), un árabe de la tribu de Quraysh, comenzaría a extender su influencia al calor de una nueva religión; el Islam. Este primer poder islámico, si bien contaba con bastante empuje, se mantuvo como una cuestión local hasta el fallecimiento de Muhammad. Tras la muerte del llamado 'último profeta de Dios', sus herederos comenzarían una fuerte expansión durante el llamado periodo del Califato Ortodoxo.

Los dos viejos imperios (Persia y Bizancio), acababan de salir de una costosa guerra iniciada por Cosroes II en el 608 con el avance hacia Calcedonia, y culminando con una dura derrota casi 20 años después, en la batalla de Nínive (627) frente a las fuerzas del emperador Heraclio. Cosroes II sería asesinado al año siguiente, comenzando un duro periodo de inestabilidad en Persia durante el cuál se sucedieron, entre el 628 y el 632, un total de nueve reyes.

Imagen
Batalla de Nínive (627). Fuente: Arrecaballo.es

A pesar de que la situación no pintaba nada bien para los iránios, los bizantinos también sufrían de las consecuencias del largo desgaste de guerras y conflictos internos. El nuevo califato arrebataría parte de Palestina en el 634; Damasco sería sitiada ese mismo año, con un funesto resultado para los defensores. Las frescas tropas musulmanas fueron ejerciendo cada vez una mayor presión sobre sus vecinos del norte.

La hecatombe para el imperio persa tendría su inicio con la batalla de Qādisiyya (636), donde las fuerzas de Rostam Farrojzād, general del Sha Yazdgerd III, sufrieron una decisiva derrota contra el ejército musulmán dirigido Sa'd ibn Abi Waqqas. Tras esto, el castillo de naipes que era, la hasta ahora, administración sasánida, comenzó a derrumbarse. En pocos años, el califato ortodoxo y sus sucesores fueron apoderándose del altiplano iraní; finalizando oficialmente la conquista de Persia en el año 715 bajo gobierno del Califato Omeya.

Imagen
Oriente Próximo para el año 630. Fuente: Wikipedia.
Imagen
Las conquistas del Califato Ortodoxo a la muerte de Mahoma.

Si bien aún quedaban algunos territorios remanentes del antiguo imperio persa que habían escapado del control musulmán, éstos eran débiles y fueron sucumbiendo con el paso del tiempo a sus nuevos vecinos del sur.

Es aquí, dónde comienza nuestra historia.
SlaySoft
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 24
Registrado: 30 Nov 2020, 15:44
STEAM: Jugador
Ubicación: Málaga - Jaén

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por SlaySoft »

CAPÍTULO 1: Camino hacia la Victoria

Estamos en el año 867 y han pasado más de 150 años desde el fin de la conquista persa por parte del Califato. El mundo árabe musulmán ha visto pasar ya dos grandes dinastías. Hace poco más de 100 años de la caída de los Omeya, que dejó fragmentado todo el mundo musulmán. La dinastía de los Abbasíes toma ahora el relevo con el ímpetu que un cambio de rol en el imperio supone. Están dispuestos a someter todos los antiguos territorios conquistados por el antiguo Califato. Mientras tanto, un sinfin de pequeños sultanes o emires tratan de mantener su recien conseguida autonomía a toda costa.

En el Oeste, el Imperio Bizantino, si bien tocado por la gran pérdida de territorios que supusieron las campañas árabe en el Levante y Egipto, aún es un estado a tener en cuenta como contrapeso al Califato. En el norte, los pueblos nómadas se revuelven unos contra otros a la par que sus incursiones se hacen sentir en las inestables provincias nororientales del antiguo Califato. Al este, diversas antiguas satrapías aprovecharon la inestabilidad de la antigua dinastía Omeya para reivindicar su posición.

Si nos fijamos en el siguiente mapa podemos comprobar que estamos rodeados de enemigos bastante poderosos, los cuáles son casi en su mayoría de religión musulmana suní, aunque hay que prestar especial mención a 3 puntos claves.

Imagen

A primera vista podemos marcar un eje sobre el cual no perder ojo. Samanid por el este, Saffarid por el sur y el Imperio Árabe de los Abbasíes al oeste. Aunque todos los citados son musulmanes suníes, los dos primeros son culturalmente persas como nosotros. Eso será un punto a tener muy en cuenta.

A pesar de que el gobierno de la mayoría de estados de oriente medio suelen haber sucumbido a las facilidades que supone la conversión a la religión de los invasores, el pueblo llano aún sigue firme en las creencias previas a la llegada a los musulmanes. En muchas regiones el zoroastrismo aún sigue siendo la religión de gran parte de la población.

Imagen

Desde el punto de vista económico, estas tierras han sido beneficiarias desde tiempos inmemoriales de las famosas rutas comerciales Oriente-Occidente. Varios tramos de la ruta de la seda cruzan nuestros territorios en Tabaristán, lo cuál se va a traducir en pingües ingresos para nuestras arcas.

Imagen

A primera vista, y partiendo de estos tres grandes datos que tenemos a la vista, podemos sacar en claro lo siguiente:

1-Estamos en el centro de varias fuerzas muy poderosas que terminarán por chocar las unas contra las otras por la hegemonía regional.
2-Somos un líder zoroastra en una región plagadas de líderes musulmanes (suníes en su mayoría); en una época de falta de tolerancia religiosa.
3-Tenemos la ventaja de que la ruta de la seda pasa por la región, en particular nuestros dos territorios hospedan dos tramos de la misma. Esto se traduce en beneficios económicos.

Para poder entender mejor que es lo que tenemos cerca, vamos a poner el foco en cada una de las fuerzas de importancia que nos rodean para analizar la postura que debemos tener a la hora de afrontar cada una de ellas.

SATRAPÍA DE KAREN

En las riveras sur y oriental del Caspio se alzan dos estados que comparten creencias con nosotros. En la franja oriental se alza la Satrapía de Karen de religión zoroastra y cultura persa.

El líder de esta nación es Vandad Karen, cuya dinastía se liga con uno de los siete clanes partos bajo dominio sasánida. En una primera visual podemos ver que no tiene unas buenas estadísticas globales en casi ningún campo, con la salvedad de una mediocre capacidad de combate. Si bien, el dato de mayor importancia para nosotros es su hermana Farah, ya que intentaremos conseguir matrimonio con ella para acercar los lazos entre nuestras naciones.

A nivel militar, disponen de una capacidad relativa cercana a las 6500 tropas, lo que está bastante bien de inicio.
Imagen

MARZPANATO DE GILÁN

En la costa sur del mar Caspio lindando con nuestra heredad de Alamut, se encuentra el marzpanato de Gilán, de religión zoroastra y cultura kurda. Su líder, Wahsudan Justanid, dispone de unas buenas estadísticas globales así como una herencia ya asegurada, con tres hijos. Dispone de una capacidad relativa de tropas bastante fuerte, con unos 5.800 soldados de media.

El problema de no tener ninguna mujer casadera me cierra las puertas de inicio a alguna alianza con ellos. De todas formas no está anda mal estar atento para reforzar relaciones.

Imagen

SATRAPÍA DE TAHIRID

En el altiplano central se encuentra la satrapía de Tahirid, gobernada por el sátrapa Muhammad Tahirid 'el Jovial'. Persa, convertido al islam y con el trait de fanático; algo que sin duda me cierra puertas a posibles pactos con él. En cualquier caso sus estadísticas de espionaje son nulas y las militares muy limitadas, por lo que es probable que sucumba por la daga lo que no haría la espada. Su capacidad relativa de tropas tampoco es que sea muy buena, con unos 2900 soldados.

Quizás la mayor desventaja que puede tener este estado y que podremos aprovechar es su situación geográfica, al limitar con distintos estados que le podrían atacar desde diversos puntos, obligándolos a movilizar tropas desde lugares distantes para dar respuesta a la agresión.
Imagen

Si bien, hay algo muy interesante a tener en cuenta. Esta satrapía cuenta entre sus territorios con una provincia que es sagrada para los seguidores del zoroastrismo. Ésta es la provincia de Nishapur, en el noreste.

Imagen

SHAHR SAMANID

Es uno de los estados del EJE que hemos dibujado antes y que no podemos olvidar. El Sha Nasr Samanid, a pesar de no contar con unos valores globales muy buenos, controla un poderoso territorio que se estiende desde los límites del altiplano norte iraní hasta las estepas nororientales. Al igual que otros muchos líderes del momento, es persa convertido al islam suní. Este personaje es, al igual que el sátrapa de Karen, descendiente de una de las antiguas tribus partas, lo que le confiere bastante prestigio.

Sus capacidad militar relativa roza los 7500 hombres, algo muy peligroso para nosotros al inicio. Quizás podamos intentar beneficiarnos de unas buenas relaciones para parar sus ambiciones.

Imagen
Imagen

SHAHR SAFFARID


Es el segundo estado que hemos adscrito al EJE. Gobernado por el Sha Ya'qub Saffarid, este estado cuenta con una capacidad relativa inicial de tropas bastante decente al sumar los 4400 hombres. De cultura persa y religión musulmana suní, lo más preocupante de este personaje son sus fuertes atributos en Marcial y en modificadores de combate.

No debemos perder ojo de este estado, en especial si se plantea ampliar sus fronteras hacia en norte o el oeste. Es probable que podamos mejorar las relaciones para evitar posibles sustos.

Imagen
Imagen

CALIFATO ABBASID

Nuestro némesis y el estado que más deberemos tener en cuenta a la hora de planificar todos nuestros movimientos. En estas fechas, el califato estaba en expansión tras expulsar a la anterior dinastía Omeya. El Califa, Al-Mu'tazz Abbasid, no cuenta con los mejores modificadores pero lo suple con todo lo que lleva detrás. Grandísimas extensiones de tierra, muchos vasallos, capacidad financiera y de reposición de bajas...

A priori vemos que disponen de inicio de una capacidad relativa de 7150 tropas. Aunque esto se va a poder duplicar debido a mercenarios. Hemos de jugar nuestras mejores cartas contra los Abbasíes: mejora de relaciones, generar disensión interna, aprovechar las rebeliones...

Imagen
Imagen

EMIRATO DE DULAFID

Este pequeño estado bisagra gobernado por árabes suníes no parece a primera vista una seria amenaza, aunque es necesario tenerlo en cuenta ya que estos pequeños reinos por lo general suelen coaligarse con otros más grandes, a la vez que se suman constantemente a guerras de terceros. Su líder, el emir Al-Aziz tiene unas características globales aceptables en Marcial y Economía; aunque lo que mejor nos beneficia es su bajo nivel en diplomacia. Esto lo va a hacer hostil a vasallos y vecinos.

Con respecto a su capacidad relativa de ejércitos, no hay que subestimar sus 2100 hombres, lo que en una guerra entre estados menores puede desvalancear la partida.

Imagen
Imagen

EMIRATO ALAVID

Y ya llegamos a lo que nos trae, el estado de nuestro señor. El emirato Alavid está regido por el Emir Hasan, de religión musulmana chií. Ha comenzado con unas estadísticas mediocres y muy malas en diplomacia, lo cuál no lo van a hacer querido entre sus vasallos; entro los que nos encontramos nosotros.

Imagen
Imagen
Nuestros dominios
Imagen
Nuestro señor

Debido a las características de la religión que profesa es seguro que suframos de alguna guerra, bajo paraguas de la religión. Por lo que va a ser muy importante desarrollar un plan de acción rápido. A priori se me ocurren dos opciones a seguir y ambas tienen bastantes riesgos.

1-Estrategia subversiva: viendo los bajos niveles en diplomacia que tiene mi señor feudal, y partiendo de que otro de los vasallos es también zoroastra, es posible intentar levantar reclamaciones falsas para hacernos con el título de nuestro señor. Esta opción tiene el riesgo de que, al ser nuestro señor musulmán chií, otro de los países del entorno declare guerra santa antes de que nuestro plan pueda ponerse en marcha.

2-Estrategia ofensiva: tantear a Karen para buscar una alianza, siempre que podamos casarnos con la hermana del sátrapa. Una vez hecho esto, intentar consolidar nuestra independencia y arañar algunos territorios con los que afianzar nuestro poder regional. Los riesgos que veo a esto son básicamente que nuestro posible intento de alianza se vaya al garete y nos dejen vendidos.

Ahora mismo me voy decantando más por la dos, pero veremos a ver. :army: :army:
Avatar de Usuario
Roberbond
Crack - Major
Crack - Major
Mensajes: 1603
Registrado: 22 Ene 2014, 20:21
STEAM: Jugador

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por Roberbond »

Que currado el AAR :Ok:
Load ""
Avatar de Usuario
Piteas
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 6622
Registrado: 05 Feb 2011, 16:15
STEAM: Jugador
Ubicación: por las Rías Altas
Contactar:

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por Piteas »

Muy currado. Me recuerda a los AAR de los viejos tiempos. Antes de que los videos de partidas acabasen con este arte.
Imagen Imagen
Imagen Imagen
Imagen ImagenImagen
SlaySoft
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 24
Registrado: 30 Nov 2020, 15:44
STEAM: Jugador
Ubicación: Málaga - Jaén

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por SlaySoft »

Piteas escribió:
23 Dic 2020, 18:39
Muy currado. Me recuerda a los AAR de los viejos tiempos. Antes de que los videos de partidas acabasen con este arte.
Roberbond escribió:
23 Dic 2020, 17:33
Que currado el AAR :Ok:
Gracias a los dos, espero que disfruteis al leerlo tanto como yo al escribirlo. :aplauso: :aplauso:
Ahora a ver si somos capaces de hilar fino porque en esta partida, un error (sobre todo de inicio) se paga muy caro.
Avatar de Usuario
AlGharib
Crack - Oberst
Crack - Oberst
Mensajes: 3210
Registrado: 21 Sep 2006, 14:52
STEAM: No Jugador

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por AlGharib »

Pintaza. Los ganeplay en YouTube y en Twich están muy bien, pero donde haya uno escrito... Mucho ánimo

Enviado desde mi Mi Note 10 Lite mediante Tapatalk

Imagen

"Narcissa cogió el libro y leyó para sus adentros, sobre extrañas gentes en un mundo extraño donde las cosas sucedían como debían suceder".

Sartoris - William Faulkner
SlaySoft
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 24
Registrado: 30 Nov 2020, 15:44
STEAM: Jugador
Ubicación: Málaga - Jaén

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por SlaySoft »

Dejo post antes de desconectar para el que termine hasta arriba de cuñados/as pesados, chiquitos sin parar y mismas conversaciones año tras año; pueda aprovechar con un rato de lectura amena (o eso espero). :W00t: :W00t: Aprovecho también, para felicitaros las fiestas.


CAPÍTULO 2: Puesta en Marcha


Otro día se alza en este recóndito lugar a orillas del mar Caspio. Al sur, las altas montañas separan nuestros dominios del resto de tierras de nuestro señor, dando lugar a una meseta cuyo paisaje desértico se va haciendo más árido conforme se aleja uno más hacia el sur.

Los problemas que se plantean son muchos, quizás para otros líderes y teniendo en cuenta la gran cantidad de amenazas, el simple hecho de sobrevivir de manera neutral ya sería todo un logro vital, pero nuestro líder Rostam tiene ambiciones que van mucho más allá de lo razonable. Como descendiente de aquella figura casi de leyenda, fundadora del imperio persa sasánida, su mayor deseo es devolver los tiempos de gloria a Persia bajo los usos y costumbres anteriores a la invasión de los árabes musulmanes.

Es por ello que podemos enumerar un listado de problemas y ventajas a destacar antes de comenzar la andadura:

PROBLEMAS

1-No somos un estado soberano, sino que estamos dentro de un emirato chií cuyo señor no es muy favorable a nosotros.

2-Somos de religión zoroastra en una región con mayoría de líderes musulmanes NO TOLERANTES.

3-Nuestra heredad de Tabaristán cuenta con unos niveles de fuerte muy mediocres, por lo que estamos expuestos a que los saqueos enemigos sean más efectivos.

4-A pesar de que el zoroastrismo, es una religión reformada (al estilo del cristianismo, judaísmo o Islam), siglos de conquistas enemigas han hecho que los pocos seguidores se hayan dispersado perdiéndose muchos de los lugares sagrados. Esto hace que la autoridad moral del Zoroastrismo sea muy baja en estos momentos, lo que se traduce en la aparición de herejías.

5-Comenzamos con sólo 47 monedas de oro, una cantidad que no cubre ni siquiera el 50% de los costos de reclutamiento de la compañía mercenaria más económica de todas.

6-Escasez de líderes con nuestra misma religión.

VENTAJAS

1-Somos el vasallo más poderoso de nuestro señor, el emir de Alavid, con dos territorios en nuestra propia heredad y una fuerza que suma el 48% de los efectivos totales del emirato.

2-Estamos flanqueados por los dos únicos líderes independientes zoroastras. El marzpanato de Gilán al oeste y la satrapía de Karen al este.

3-Somos del linaje de Sasán. Esto se traduce en una bonificación de relación con todos los personajes de cultura persa (independientemente de la religión), más un aumento mensual de prestigio.

4-La ruta de la seda pasa por nuestros dos territorios dejando una buena capacidad de recolección de ingresos. Siempre y cuando la ruta se mantenga abierta.

5-No somos el objetivo inmediato de nadie al inicio. Lo que no quita que seamos barrido en 1 año.

A pesar de que casi igualamos en número problemas/ventajas, hay que decir que los problemas pesan muchísimo más que las ventajas que tenemos. Ya de inicio auguro que para poder completar esta campaña lo mejor posible vamos a necesitar:

-Hilar muy muy fino con la diplomacia.
-Estar preparado para combatir siempre en inferioridad y al detalle con tema terreno.
-Sacar grandes cantidades de oro.
-Estar dispuesto a arriesgar todo a una carta en momentos cruciales.


Nuestros objetivos a corto van a ser en este orden:

1-Asegurar nuestra estabilidad y supervivencia inmediata.
2-Generar muchos ingresos
3-Expandirnos con posiciones más seguras.


Dicho esto, vamos a darle un ojo a nuestro personaje y a como comenzar a explotar la partida.

Imagen

Rostam Bavandid es la cabeza visible de la dinastía Bavanid, descendientes de Sasán fundador del antiguo Imperio Persa Sasánida. Con 22 años, nuestro personaje cuenta con unas buenas características globales, destacando marcial (14 personal; 30 corte) y administración (10 personal). Actualmente somos el mayordomo de nuestro señor (asesor financiero).

Nuestros 'traits' (habilidades) son también muy positivas.
-Experto combate: que nos da marcial y combate personal.
-Toleracia por el Islam: que mitiga la penalización de relaciones con personajes musulmanes.
-Paciente: que nos da administración, diplomacia así como características de combate
-Justo: Un muy buen 'trait' que nos sube un poco de todo.
-Lujurioso: Ideal para tener muchos hijos, aunque penaliza un poco de piedad.
-Valiente: Muy buen 'trait' para combate personal y marcial.

A parte de esto, vemos que nuestro personaje ya empieza con un hijo heredero, así como de un hermano con muy buenas habilidades militares. Lo primero que vamos a hacer es selecionar las ambiciones y deseos que Rostam va a tener.

Imagen

Como ambiciones, vamos a seleccionar el crear un cofre de guerra. Siendo nivel de conde (jeque, marzapán...) el requisito es conseguir 300 monedas de oro y a cambio tendremos un modificador de un +10% en impuestos nacionales. Teniendo en cuenta que uno de nuestros objetivos es sacar muchos ingresos, es imprescindible trabajar esta ambición.

Sobre deseos, teniendo en cuenta que mi personaje ya cuenta con un +14 personal en marcial, creo que es mejor ir por Negocio (+2 administración y +20 opinión del pueblo) ya que al subir administración ganamos más impuestos, pero también este deseo nos abre la puerta a eventos comerciales.

Imagen

Por último intentaremos casarnos con Farah, la hermana del sátrapa de Karen. Para el hermano de nuestra personaje, Sorkhab, voy a intentar buscarle una buena moza casadera. En principio nos podemos decantar por estas dos ya que tienen dos muy buenos traits que me llaman (maestra tejedora de redes y maestra diplomática la otra). A pesar de ser de otras culturas y religión (budistas), sus grupos étnicos están dentro de los Iránios, de los que formamos parte nosotros como persas también. Tras valorarlo nos vendrá mejor el espía.

Imagen

Mientras que los respectivos padres/hermanos se deciden en darnos o no a sus mujeres en matrimonio, vamos a darle un vistazo a nuestro Consejo. En principio sobre los títulos menores hay que decir que pueden parecer algo inútil (con la salvedad de dos o tres) y que salvo cuestiones de rol, no tiene mayor utilidad. Aprovecho para comentar que cuando damos un título honorífico, el personaje en cuestión aumenta su relación con nosotros. En CK2, si tenemos vasallos con relación negativa éstos no nos enviarán sus levas ni su diezmo lo cuál es un problema. Para mitigar esto decido que todos mis vasallos con heredad dispongan de títulos honoríficos. El hermano de mi personaje será el REGENTE, médico de la corte será mi fiel cortesado con +20 de aprendizaje y los comandantes serán los 2 personajes (vasallos o cortesanos) con mejor nivel en marcial y combate.

Imagen

Con respecto a nuestros asesores, enviaremos al diplomático a Bagdad a intentar mejorar las relaciones con el Califa Abbasí. El asesor militar lo pondremos a reclutar en Tabaristán, junto al mayordomo que se encargará de recaudar impuestos. El maestro de espías lo enviaremos a la capital de nuestro señor para que pueda crear una buena red de espionaje. Finalmente el mohbad (capellán) lo dejaremos persiguiendo herejes ya que nos aumenta piedad mensual.

Imagen

Con respecto a las fuerzas armadas, podemos contar con unos 1150 hombres aproximadamente sumando las levas de los vasallos. No está nada mal para tener margen de maniobra suficiente desde el que comenzar a hacer cosas.

Imagen

Por último, y antes de 'empezar' propiamente la partida, nos queda la cuestión de las leyes. Éstas nos van a permitir elegir el tipo de organización que queremos en el territorio, tipo de modelo hereditario, medidas fiscales, etc. Ahora mismo cualquier ley que apliquemos no nos va a suponer una gran ventaja. Por lo general en partidas más tranquilas se puede aplicar de inicio a la rama de centralización con el fin de ir teniendo cada vez mayor control sobre nuestro estado. Esto nos permite aumentar el tamaño de la heredad y el número de vasallos a tener, pero ahora mismo no nos aportaría nada. Por lo tanto he decidido aplicar a las leyes económico/militares, en especial gravando a las ciudades a aportar un porcentaje de tropas mayor a costa de una reducción de impuestos.

En esta región del mundo priman las heredades con una o varias ciudades, por lo que esta medida, si bien de inicio sólo nos va a proporcionar 10 o 15 soldados más, a medio plazo podemos hablar de algunos cientos.

Imagen

¡HORA DE COMENZAR LA PARTIDA!

Una vez puesto en marcha el contador ya nos encontramos con el primer conflicto de importancia. El reino de Saffarid le declara la guerra a la satrapía de Tahirid con el pretexto (casus bellis) de 'conquista de Persia'. Aquí ya nos encontramos con el primer dolor de cabeza. Para empezar ya sabemos que un reino de ese EJE que hemos descrito en el capítulo anterior tiene la misma ambición que nosotros, por lo que es probable que choquemos a medio/largo plazo; por otro lado, se lanza a una guerra hacia el oeste, en lugar de entretenerse con los reinos hindúes del este.

A priori, y sobre papel, parece que la guerra estará de su lado, ya que cuentan con casi 2500 hombres más que su rival. A pesar de todo, hay algo que de salir bien nuestros primeros pasos, quizás podamos explotar, pero no quiero adelantar acontecimientos sin saber con que nos vamos a encontrar.

Imagen

Mientras absorto, meditamos sobre la difícil tarea que ha recaído sobre nuestros hombros, alguien toca en nuestra puerta. Un mensajero trae la buena nueva de que las peticiones de matrimonio que realizamos para el hermano de nuestro personaje, como para nosotros mismos han sido ACEPTADAS. En el caso de Sorkhab (nuestro hermano), ganamos una esposa para él con muy buenos talentos para las artes oscuras y el espionaje, también la posibilidad de formar algún tipo de pacto de familia, pero su señora viene de un pequeño reino en las montañas noreste del actual Afganistán y no tenemos interés en meternos en fregados por esos lugares ahora mismo.

Imagen

En cuanto a nuestro personaje, la noticia es magnífica. Gracias al matrimonio, podemos proponerle a Vandad Karen formar una alianza sustentada en la unión familiar que acabamos de forjar. Ya se empiezan a esclarecer algunas ideas en mi mente, por ejemplo romper los grilletes que nuestro señor nos tiene puestos. Por supuesto, durante la ceremonia de enlace, decidí quedarme con el dinero que los invitados nos regalaron. Todo el oro de inicio, bienvenido sea.

Imagen
Imagen

Un evento nos salta de inmediato. Un grupo de campesinos se agolpan en las puertas del castillo hablando de un dragón en las tierras aledañas. Nuestro personaje se adelanta frente a todos ellos y exclama que no tiene ningún miedo (lo que nos da +1 de Marcial).

Imagen

De inmediato la respuesta de nuestro ahora cuñado no se hace esperar... ¡Acepta sellar una alianza con nosotros!

Imagen

¡Y nosotros... vamos a la guerra!

Las buenas nuevas que hemos recibido por parte de nuestro cuñado nos lanzan a intentar acariciar el primer objetivo propuesto; garantizar nuestra estabilidad. La mejor forma de conseguir eso es lograr nuestra independencia política. Es por ello que decidimos, con el respaldo de la satrapía de Karen, declarar la guerra a nuestro actual señor, el emir Hassan.

Sobre papel no creo que haya ningún problema, ya que nuestras fuerzas suponen casi la mitad de la capacidad relativa militar del emirato. De todas formas nuestro cuñado nos reforzará con 6000 o 6500 hombres.

Imagen

Una vez declarada la guerra, nuestro rival levanta levas y pone rumbo a la provincia de Alamut. Para evitar perder a las tropas de allí, decido dejarlas como parte de la guarnición provincial ya que las tropas del emir llegarán antes de que pueda sacarlas desde allí. Reclutamos a todo hombre en Tabaristán y esperamos la llegada de los bien hallados refuerzos de nuestro cuñado. Con estos refuerzos levantaremos el asedio enemigo en Alamut y pondremos rumbo a la capital enemiga.

Imagen
Imagen

Empezamos a asediar la capital enemiga cuando de repente nos llegan informes de que el otro líder zoroastra, el señor de Gilán, ha declarado la guerra Santa sobre el emirato azerí al norte. Sólo podemos desearle el mejor de los resultados.

Imagen

Tras varios meses de conflicto, ponemos fin al asedio del castillo de nuestro antiguo señor en su capital. Nuestras tropas han apresado al hermano del emir y actual heredero al trono. Junto a estas fantásticas noticias, somos conocedores de que el Califato ha declarado la guerra santa a nuestro antiguo señor, para adueñarse de los territorios occidentales. Obligamos a firmar la paz a nuestro rival y nos congratulamos de habernos 'quitado de en medio' antes de que la apisonadora se pusiera en marcha. A partir de ahora vamos a poder forjar nuestro destino por nosotros mismos.

Imagen
Avatar de Usuario
LordSpain
Moderador
Moderador
Mensajes: 14093
Registrado: 08 Dic 2006, 14:43
STEAM: Jugador
Ubicación: En el frente, de frente

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por LordSpain »

Mi gran espinita con los juegos Paradox ... me alegra ver que hay gente que puede y sabe disfrutarlo :aplauso:

Te sigo !! :Ok:
Imagen
ImagenImagenImagenImagen
SlaySoft
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 24
Registrado: 30 Nov 2020, 15:44
STEAM: Jugador
Ubicación: Málaga - Jaén

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por SlaySoft »

LordSpain escribió:
28 Dic 2020, 00:29
Mi gran espinita con los juegos Paradox ... me alegra ver que hay gente que puede y sabe disfrutarlo :aplauso:

Te sigo !! :Ok:
Gracias por seguir el AAR :Ok:

Hoy caerá actualización, que ya intenté de subir el domingo pero al enviar se me deslogueo el foro y ya me dio mucha fatiga tener que volver a reescribir de nuevo el post.
SlaySoft
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 24
Registrado: 30 Nov 2020, 15:44
STEAM: Jugador
Ubicación: Málaga - Jaén

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por SlaySoft »

CAPÍTULO 3: Expansión

Han pasado ya 8 meses, y la situación que tenemos en nuestro alrededor es la siguiente:

-La guerra entre Saffarid y Tahirid sigue aún en marcha. Los primeros aún no han afianzado ninguna conquista, por lo que me imagino que hay algo que no les está marchando muy bien. Quizás alguna rebelión interna les ha obligado a transferir tropas, o algún golpe enemigo inesperado contra algunas unidades mientras se reagrupaban.

-El Califato Abbasí declaró la guerra a nuestro antiguo señor al final del último capítulo. Sus pretensiones son las de hacerse con las dos provincias orientales del emirato chií, y creo que no le va a ser difícil.

-El marzpanato de Gilán continúa aún su guerra contra el emir de Azerbaiyán. Por lo que se ve tiene toda la pinta de que ganará la guerra en pocos meses. Aunque veo que Dulavid, se une a la guerra dando apoyo a su colega musulmán. Tal y como contaba en la introducción del AAR, éstos pequeños estados pueden desnivelar con su aportación de chorreos de a 1.000 o 2.000 hombres, por lo que el resultado final de esta guerra es un misterio.

-En el este, Sammanid se ha lanzado a la guerra a dos frentes; por un lado contra las hordas nómadas del norte, mientras que por el otro trata de ayudar a su vasallo contra el reino de Shahi.

-En el norte, los nómadas luchan unos contra otros. Esto tiene su parte positiva y negativa para nosotros. Por un lado estar ocupados los obliga a no lanzar incursiones de conquistas hacia el sur, pero por el otro, todas estas guerras tribales lanzan a líderes, aventureros y personajes variopintos a incursiones de saqueo por doquier.

Imagen

Esto nos pone en una situación interesante. Los potenciales grandes enemigos a nuestro alrededor se encuentran ahora mismo ocupados en conflictos que, crucemos los dedos, pueden llegar a durar algunos meses. Por lo tanto la probabilidad de que se impliquen en terceros conflictos va a ser muy difícil. Por lo que aquí llega nuestro primer dilema que nos va a permitir seguir avanzando:

-OPCIÓN A: Podemos seguir trabajando en nuestra economía e intentar permanecer al margen de todo momentáneamente. Esta es la opción más conservadora y a corto plazo nos garantiza estar libre de riesgos, aunque quizás a medio/largo plazo nos veamos con algún enemigo ya sobredimensionado.

-OPCIÓN B: Aprovechar la situación para dar un golpe de mano contra algunos de los reinos rivales e intentar quedarnos con algunos territorios que nos ayuden a ampliar las fronteras. Esta es la opción con mayor riesgo, ya que no sabemos como el rival va a reaccionar, ni cómo lo harán los vecinos. En caso de empezar una guerra algo 100% seguro es que deberemos acabarla lo antes posible. Si nos demoramos, es probable que otro país acuda en ayuda.

En principio, siguiendo los objetivos planteados en capítulos anteriores, me decido por intentar la OPCIÓN B. No podemos atacar a nuestro antiguo señor nuevamente, debido a que tenemos tratado de no agresión hasta julio del 877, por lo que intentaremos atacar al emirato de Tahirid, la región de Jorasán.

Imagen

Los motivos son los siguientes:
1-Tahirid está ahora mismo en guerra contra Saffarid, por lo que sus tropas están ocupadas y probablemente desgastadas.
2-La región de Jorasán limita con nuestra provincia de Tabaristán, por lo que habría una continuidad física entre los territorios.
3-Jorasán tiene una provincia que es sagrada para la religión zoroastra, ésta es Nishapur.
4-Dos tramos de la ruta de la seda pasan por esta región.
5-La capital de la satrapía se encuentra en Nishapur. Tenemos la suerte de que si asediamos la capital, podamos tomar prisioneros a familiares del sátrapa; o quien sabe si al heredero.

Por lo tanto está decidido. Volvemos a lanzarnos a la guerra. Esta vez el casus bellis será la guerra santa, y volveremos una vez más a llamar a nuestro cuñado al conflicto.

Imagen

Nuestro primer objetivo será el de marchar a la capital, Nishapur. Pondremos sitio a la provincia y con suerte podremos capturar alguien de la corte de nuestro nuevo enemigo. Tal y cómo se preveía, nos encontramos el camino libre de enemigos. ¿Es por tanto buena idea haber comenzado esta guerra? El tiempo lo dirá.

A las pocas semanas, y ya cerca de llegar a nuestro objetivo, un mensajero llega apresuradamente desde Tabaristán. Trae dos misivas urgentes para nosotros. La primera es de parte de nuestro diplomático en Bagdad. Las relaciones con el Califa se han visto incrementadas debido a sus artes diplomáticas en la corte. Sin duda es una muy buena noticia, ganarnos el favor del líder del estado más poderoso en la región.

Imagen

El siguiente mensaje viene directamente de nuestra esposa, Farah. Al leerlo descubrimos una maravillosa noticia. Seremos nuevamente padre, ya que ella se encuentra embarazada de un nuevo hijo. Éste tendrá en sus venas la sangre de las dos dinastías.

Imagen

El tiempo transcurre mientras nuestras tropas se van internando cada vez más en el territorio enemigo. Pueblos y fortalezas han caído a nuestro paso. Aún no nos hemos topado con tropas de nuestro enemigo y ya han pasado casi 9 meses desde nuestra invasión. La mayor parte de la región de Jorasán ha sido capturada, mientras los últimos supervivientes resisten en las montañas norte del altiplano iraní.

Imagen

Estamos inspeccionando nuestras tropas antes de lanzar el asalto contra la última de las fortalezas enemigas. Un nuevo mensajero se aproxima rápidamente. Nuestra esposa ha dado a luz, un varón ha llegado al mundo y tendrá por nombre Mazyar, como su abuelo paterno.

Imagen

Estas nuevas noticias nos revitalizan y preparan para la nueva batalla que va a tener lugar. Apartamos al mensajero mientras nos colocamos el casco, en ese momento damos orden de asalto. El clamor y gritos de nuestros hombres se ven apagados por el choque de espadas y escudos. Tras una breve refriega, derrotamos a los enemigos, respetando la vida a los prisioneros. El saqueo de la ciudad nos reporta una sustanciosa cantidad de oro para nuestras arcas. Esta última suma de capital es suficiente para que cumplamos con nuetra primera ambición de formar un cofre de guerra. Al haber alcanzado las 300 monedas, conseguimos cumplir la ambición y obtenemos de inmediato un 10% de modificador en impuestos nacionales.

Imagen

Es hora de ir más allá. Nuestra próxima ambición será la de preparar un heredero. Nuestro primogénito es por ahora el heredero, pero hemos de prepararlo para los tiempos que corren hasta que sea mayor de edad.

Imagen

Llevamos ya casi año y medio de guerra, cuando recibimos una misiva del sátrapa de Tahirid. En ella nos solicita la paz incondicional. Está claro que no puede combatir en dos frentes, y ante la falta de esperanzas en recibir ayuda externa, ha decidido por aceptar todas nuestras condiciones. Al final nuestra decisión de invadir Jorasán fue afortunada.

Imagen

Nuestro pequeño marzpanato es ahora mucho mayor con la integración de tres nuevas provincias. Nos quedamos con la propiedad de cada una de ellas, mientras que premiamos a nuestros cortesanos más capaces con puestos en las recien conquistadas ciudades, así como nuevas autoridades religiosas. En las provincias de Qohistán y Nishapur, la mayoría de la población se alegro de nuestra llegada, ya que a pesar del control musulmán, supieron conservar la religión zoroastra. Sin embargo, la provincia de Tus, abrazó la herejía islámica yazidí. En principio debemos mostrar una actitud tolerante con otras religiones y no azuzar demasiado el avispero. No tomamos ninguna medida religiosa, salvo la de cambiar los líderes religiosos provinciales con personajes zoroastras. Enviamos a nuestro mariscal a reprimir posibles revueltas futuras y a calmar los humos de la población local. En cualquier caso el objetivo de expandirnos ha sido un éxito.

Imagen

Es hora de organizar la nueva administración de los recién incorporados territorios, así como mejorar la administración interna. Las levas volverán a casa y comenzaremos nuestro siguiente plan. La red de espionaje que nuestro maestro de espía comenzó a forjar en la capital del emirato Alavid (nuestro antiguo señor) ha crecido bastante. Vamos a intentar promover un complot para asesinarle y desestabilizar la región. Eso nos daría el casus bellis perfecto para anexionarnos la cara sur de las montañas de Tabaristán.

Imagen

A pesar de que hay cortesanos en Alavid dispuestos a unirse al complot, debemos hilar muy fino para ver quien puede ser una pieza clave, y quien una simple serpiente traicionera. Tiempo de análisis.
Última edición por SlaySoft el 01 Ene 2021, 21:42, editado 3 veces en total.
Avatar de Usuario
Akeno
Regular - Feldwebel
Regular - Feldwebel
Mensajes: 568
Registrado: 24 Abr 2006, 19:57
STEAM: Jugador
Ubicación: Yasukuni Jinja

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por Akeno »

Gran juego y gran AAR. Mi enhorabuena. :Ok:

Da gusto leer estos trabajos de tanta calidad. :aplauso:
Niitaka Yama Nobore - Drang nach Osten
SlaySoft
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 24
Registrado: 30 Nov 2020, 15:44
STEAM: Jugador
Ubicación: Málaga - Jaén

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por SlaySoft »

CAPÍTULO 4: Tiempos convulsos

Las últimas conquistas en la región de Jorasán a la satrapía de Tahirid nos ha permitido incrementar nuestro renombre en la región. La dinastía de los Banavid se alza una vez más en busca de su lugar en el mundo. La situación a principios de este capítulo es bastante positiva para nosotros en términos estratégicos.

-En el sur, la guerra entre Tahirid y Saffarid aun continúa latente. Ya se está demorando mucho más de lo lógico, por lo que sospecho que han habido rebeliones internas dentro del reino saffarita. Ambas noticias (rebeliones internas, estancamiento en la guerra) son excelentes para nosotros.

-En el este, el reino Sammanid ha vencido a los nómadas del norte y ahora plasma todos sus esfuerzos en el conflicto local que tienen con el pequeño reino budista de Shahi por el control de una de sus provincias en favor de su vasallo.

-El Califato continúa en guerra contra nuestro antiguo señor, el emir de Alavid, por las provincias que éste dispone en la región de Gilán. No tardarán mucho en conquistar esas tierras ya que el califa puede movilizar ejércitos bastante numerosos.

-Hacia el oeste, el pequeño marzpanato de Gilán (kurdo zoroastra) continúa su guerra santa contra el emir de Azerbaijan. Por su puntuación de guerra parece que está acariciando la victoria, aunque me preocupa ver que otros reinos vecinos están tomando partido en este conflicto.

Para este capítulo, vamos a intentar estabilizar nuestros nuevos territorios e incrementar nuestras reservas de oro. Estaremos al tanto de cualquier oportunidad que se vaya presentando, pero voy a evitar lanzarme a una guerra abierta con nadie de momento. Intentaremos tejer redes en la zona, financiando rebeliones, apoyando guerras y asesinando a personajes molestos. Visto esto, el siguiente paso parece lógico; vamos a intentar darle soporte a nuestro vecino de Gilán en su guerra santa.

Imagen

Mientras esperamos respuesta por parte del líder de Gilán, recibimos una nueva notificación desde Bagdad. Las relaciones con el califa siguen incrementándose. Claramente nuestro diplomático está realizando un buen trabajo, por lo que lo tendré en cuenta para ofrecerle alguna heredad en el futuro cercano como recompensa a sus esfuerzos.

Imagen

Gracias a los esfuerzos en diplomacia hemos conseguido una relación de 47 en positivo con el califa. Esto nos dará algo de tranquilidad durante 1 o 2 años, siempre y cuando no le toquemos las narices a nuestro nuevo 'amigo'. Cuando un personaje tiene relación positiva contigo, es mucho más difícil que te pueda declarar la guerra directamente; aunque sí que se unirá a terceras guerras ya en curso independientemente de la relación. Por ejemplo ahora mismo es difícil que el Califato nos declare la guerra, pero si entramos en guerra santa contra otro reino musulmán suní, es probable que el califa entre a apoyar a su colega de fe.

Mientras tanto, recibimos respuesta del líder de Gilán. Está encantado de que acudamos a ayudarle en su guerra contra Azerbaijan, aunque... hemos apostado por el caballo perdedor. Al disiparse la niebla de guerra en los territorios que éste ya estaba asediando, me horrorizo al ver que los musulmanes han formado un poderoso ejército gracias a alianzas. Es muy probable que nuestro vecino pierda esta guerra y que nosotros paguemos consecuencias.

Imagen

Los dos ejércitos se encuentran en la provincia de Shemakha, donde nuestro ahora aliado sufre una fuerte derrota. El resultado de esta batalla me hace plantear los objetivos que tendremos nosotros en esta guerra. En principio limitaremos la guerra sólo a repeler unidades enemigas que entren en nuestro territorio, y le daremos acceso a nuestro aliado. Si los enemigos mobilizan algunas tropas hacia el marzpanato de Gilán para iniciar el asedio; nosotros sólo daremos soporte si su número es reducido. Ciertamente, visto los resultados que está tomando el conflicto prefiero no sacrificar mis ejércitos en batallas sin sentido.

Por lo que tomada esta decisión, seguimos aumentando las levas mientras que continuamos trabajando tras las bambalinas en crear problemas a nuestros rivales. Un ejemplo de ello es el mensaje que recibimos del hermano del emir Alavid y heredero de este reino, que se muestra dispuesto a unirse a nuestro complot para asesinarlo. Otro de los vasallos del emir también parece dispuesto a deshacerse de su molesto señor.

Imagen Imagen

871: El año de la guerra perpétua

Tras algunos meses observando los movimientos de nuestros rivales, y el curso de la guerra de nuestro vecino, llega abril del año 871. Esta fecha será recordada por el periodo de guerra continua que se sigue en toda la región aledaña a nuestras fronteras. Tal y cómo se preveía, el líder de Gilán, completamente superado en número y habiendo perdido las conquistas ya realizadas en territorio azerí, se ve obligado a volver a su región y pagar una fuerte suma en oro. Tras esto su situación no va a ser muy halagüeña; casi sin tropas y con las arcas vacías...

Imagen

Por su lado, el Califato Abbasid termina conquistando las provincias orientales del emirato Alavid y fuerza al líder a ceder los territorios. Acto seguido, y casi sin tiempo a reaccionar, nuestro aliado y cuñado; el sátrapa de Karen, se dispone a marchar hacia la guerra contra el debilitado emirato. El sátrapa tiene pretensiones sobre la región de Tabaristán, por lo que su objetivo de guerra es capturar la actual capital del emirato Alavid, y anexarla como provincia propia.

Imagen

Aquí si que vamos a tener oportunidad de sacar mejor rédito que con la anterior ayuda militar en Gilán. Teniendo en cuenta que nuestras fuerzas no se han desgastado al no haber visto combate de importancia y debido a la precipitada rendición que el líder kurdo ha formalizado, disponemos ahora mismo de unas tropas lo suficientemente fuertes para asediar algunas plazas de nuestro antiguo señor. Por lo que casi sin pensarlo, enviamos a nuestro cuñado solicitud para unirnos a su guerra; por supuesto que aceptará.

Imagen
Imagen

La guerra avanza rápidamente, nuestras tropas comienzan a asediar la capital del emirato cuando nos llega la notificación de que el ansia expansionista del Califato no tiene límites. Tras la desastrosa guerra que nuestro vecino Gilán llevó a cabo, éste quedó sin tropas y recursos. Los Abbasíes aprovechan la situación para anexionarse ahora esta región. Esta vez no podremos hacer nada por él.

Imagen

En tanto al comercio, aunque el oro fluye bien hacia nuestras arcas, la situación que se vive actualmente en el Imperio Chino están lastrando los movimientos de vienes por la ruta de la seda. La guerra civil ha aflorado por todo su territorio. Esperemos que la situación se normalice lo antes posible.

Imagen

Tras algunos meses, la situación es la que sigue. La guerra contra el emirato de Alavid termina con resultado positivo para nuestro aliado, que se anexiona una nueva provincia. En el oeste, cómo era de esperar, el marzpanato de Gilán es absorvido por el Califato Abbasí. Un poco más al sur, el pequeño reino de Dulavid ha sufrido una rebelión interna con una provincia secesionista, y actualmente tratan de combatirlos; el líder del país falleció hace unos meses por enfermedad y su heredero trata ahora de restablecer el orden. Más al este, el Sha Sammanid falleció a los 43 años en combate. El destino de todo el reino está ahora en manos de un niño de 3 años...

Imagen
Avatar de Usuario
Akeno
Regular - Feldwebel
Regular - Feldwebel
Mensajes: 568
Registrado: 24 Abr 2006, 19:57
STEAM: Jugador
Ubicación: Yasukuni Jinja

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por Akeno »

SlaySoft escribió:
06 Ene 2021, 14:19

En tanto al comercio, aunque el oro fluye bien hacia nuestras arcas, la situación que se vive actualmente en el Imperio Chino están lastrando los movimientos de vienes por la ruta de la seda. La guerra civil ha aflorado por todo su territorio. Esperemos que la situación se normalice lo antes posible.
Madre mía. La guerra civil china obviamente está afectando al comercio que fluye por la ruta de la seda y esto perjudica tu economía ya que dicha ruta atraviesa tu territorio.

¡Este juego es muy grande! :aplauso:
Niitaka Yama Nobore - Drang nach Osten
SlaySoft
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 24
Registrado: 30 Nov 2020, 15:44
STEAM: Jugador
Ubicación: Málaga - Jaén

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por SlaySoft »

Akeno escribió:
06 Ene 2021, 16:07
SlaySoft escribió:
06 Ene 2021, 14:19

En tanto al comercio, aunque el oro fluye bien hacia nuestras arcas, la situación que se vive actualmente en el Imperio Chino están lastrando los movimientos de vienes por la ruta de la seda. La guerra civil ha aflorado por todo su territorio. Esperemos que la situación se normalice lo antes posible.
Madre mía. La guerra civil china obviamente está afectando al comercio que fluye por la ruta de la seda y esto perjudica tu economía ya que dicha ruta atraviesa tu territorio.

¡Este juego es muy grande! :aplauso:
Sí, hay muchos eventos desde China que afectan directamente a la partida, en especial si llevas algún estado cerca de su zona de influencia. La ruta de la seda es una de ellas. En tiempos de guerra civil los beneficios que puedes sacar de las provincias por donde ésta pasa se reducen mucho.
También hay eventos de rebeldes chinos huyendo que puedes acogerlos o entregarlos y muchos más.

Gracias por seguir el AAR. :aplauso: :aplauso:
SlaySoft
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 24
Registrado: 30 Nov 2020, 15:44
STEAM: Jugador
Ubicación: Málaga - Jaén

Re: [AAR CK2/Ironman] El Renacer del Fénix

Mensaje por SlaySoft »

CAPÍTULO 5: Resultados tangibles

[Antes de comenzar querría disculparme si el ritmo de capítulos se ha espaciado; el trabajo me tiene bastante ocupado últimamente]

Han pasado ya varios años desde que dio inicio nuestra 'loca aventura' de conseguir algo a priori imposible; reformar el antiguo imperio persa a sus tiempos de explendor. En este tiempo se han ido sucediendo numerosos cambios territoriales en la zona, con reinos aparecer y desaparecer de forma fugaz. A pesar de todo, nuestro humilde Marzpanato (condado) no sólo sigue existiendo, sino que vio ampliadas sus fronteras con la anexión de la región de Jorasán. Desde el principio se decidió por apostar en estrategias que nos diesen rendimiento a medio/largo plazo, es por ello que el foco principal que puse al personaje fue NEGOCIO. Esto nos ofrece un +2 en administración y la posibilidad futura de algún evento relacionado con ello y que nos permitiese ampliar nuestra tesorería. Unas arcas llenas en esta época y localización dan una falsa sensación de seguridad, ya que en caso de guerra tened por seguro que 900 o 1000 de oros se esfuman muy rápido...

La espera ha empezado a dar sus frutos. nuestro Darik-Pat (asesor financiero) entra rápidamente en nuestras estancias con un documento importante. Nos informa que ha conseguido establecer un preacuerdo para abrir una ruta de comercio con un estado extranjero. Éste, se ubica en el lejano oriente, en las regiones que hoy día pertenecerían al oeste de la provincia china de XIngjiang. El líder, de cultura uigur, nos invita a su reino para poder discutir mejor los términos del tratado a la vez que disfrutamos de su hospitalidad. Evidentemente cerrar una ruta de comercio exclusiva con un estado del extremo oriente [del mapa, ya que el límite oriental en el CK2 es Xingjiang] puede traer lucrativos beneficios a nuestra economía.

Imagen

Evidentemente toda nueva oportunidad de negocio va a requerir inversión por nuestra parte, por lo que comenzamos a preparar la expedición. Los gastos son grandes, se requiere de muchas cosas para un viaje de estas características. Un grupo de sacerdotes zoroastras (magos; de ahí la base histórica de 'los 3 reyes' magos) se acercan a nosotros para acompañarnos en el viaje; a cambio están dispuestos a contribuir con una aportación económica que por suerte aliviarán los grandes gastos que estamos haciendo. El resultado final es un misterio, esperemos que el dinero invertido retorne con grandes beneficios. Nos ponemos en marcha.

Las lejanas tierras orientales son un gozo para unos ojos acostumbrados a las altiplanicies iranias y las altas montañas de Tabaristán. El viaje ha sido largo pero esperemos que productivo. Nuestro anfitrión hace honor de la hospitalidad que se puede esperar de alguien de su posición. Tras varios días en los que pudimos disfrutar de nuestra estancia, es hora de comenzar la negociación formal.

Imagen

Parece que la primera reunión fue clave para marcar puntos en común dentro de los acuerdos comerciales que beneficiarán a ambos estados. No obstante aún no está la última palabra dicha. Al día siguiente nuestro Darik-Pat nos informa que nuestro anfitrión ha ratificado el acuerdo y que al fin podremos tener una nueva ruta comercial.

Imagen
Imagen

Tras agradecer la estancia y la hospitalidad a nuestro benefactor, volvemos a casa con la satisfacción de haber completado con éxito una tarea tan compleja como delicada. Un éxito más en nuestra estrategia global.

Imagen

Durante nuestra ausencia somos informados de todas las noticias que han ido ocurriendo. A nivel interno, nuestra prosperidad ha ido creciendo generando una mayor estabilidad en las provincias. A nivel externo el foco está en 2 puntos:
-Por el sur, la guerra entre Saffarid y Tahirid quedó en tablas. El rey saffarid decidió poner fin a su intento de invasión debido a una fuerte rebelión interna liderada por un grupo de Yazidíes.
-Por el oeste, el Califato sufrió de varias rebeliones y secesiones de su territorio en la región de palestina y celesiria. Aunque lo más preocupante de todo viene al conocer que han declarado la guerra a nuestro cuñado y aliado, el sátrapa de Karen, por las provincias en la región de Tabaristán.

No nos queda más que apoyar a nuestro aliado, ya que la caída de estas dos provincias: Qwivir y Gurgan están en nuestra zona directa de influencia.

Imagen

A pesar de que nuestro ejército no es muy numeroso, intentamos retener a todas las unidades abbassíes antes de que consigan reaugrparse. Esta táctica de interceptación suele ser muy positiva aunque aún no conocemos cuál es la capacidad real del Califato después de la pérdida de sus posesiones occidentales.

Imagen

Claramente el enemigo es capaz de mobilizar una fuerza abrumadora que difícilmente vamos a poder parar. Los territorios de nuestro aliado comienzan a caer como un castillo de naipes...

Imagen
Imagen

El resultado de este conflicto nos pone en una situación muy comprometida; y una vez más nos obliga a tener que tomar decisiones difíciles y con resultados imprevisibles. Dos buenas noticias nos llegan de inmediato. Por un lado la guerra civil en China ha llegado a su fin; esto va a influir significativamente en los beneficios que la ruta de la seda genere. Por otro lado, es hora de presentar a nuestro heredero a toda la corte. A fin de cuentas será él quien construya sobre los cimientos que estamos dejando.

Imagen
Imagen

La situación que tenemos en nuestro alrededor es por lo tanto la siguiente:

Imagen

En el oeste, el Califato se ha dispuesto a entablar combate con los ducados armenios del norte, eso los mantiene ocupados. En el sur Saffarid sigue intentando lidiar con su revuelta interna que, por lo que vemos en la imagen, han conseguido su independencia. Nuestro antiguo señor, el emir de Alavid se ha lanzado a la ofensiva contra la debilitada satrapía de Tahirid.

El pacto de no agresión que teníamos con Alavid, tras la firma del último tratado de paz ha finalizado... y viendo que todo el mundo está ocupado creo que nuestro próximo objetivo está claro.
Responder