Sengoku Jidai. El rectángulo hueco de PapaX3

Subforo dedicado a los juegos de la casa: Matrix / Slitherine

Moderadores: Hetzer, Moderadores Wargames

Responder
Avatar de Usuario
PapaX3
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 145
Registrado: Mié Ene 13, 2016 10:44 pm
STEAM: Jugador

Sengoku Jidai. El rectángulo hueco de PapaX3

Mensaje por PapaX3 » Dom Jun 18, 2017 1:33 pm

Hola.

Según voy avanzando con Sengoku Jidai, y aprendiendo técnicas de juego, la cosa mejora en interés. Es un magnífico juego.

Cuando empecé la campaña de Corea me esperaba una buena sorpresa. Jugando escenarios, nunca me había enfrentado contra los coreanos, un ejército muy numeroso y disciplinado, que dispone de unidades mixtas de tiradores y lanceros y de una numerosa y rápida caballería ligera con arcos que, evitando el contacto, te envuelve por las alas. Por regla general, infantes y jinetes evitan el contacto, pero te fríen a tiros desde todas las direcciones. Es cierto que los japoneses son de mejor calidad, pero tienen sus defectos. Por ejemplo, los samuráis, que son “guerreros”, se “calientan” y rompen la formación para perseguir al que huye, metiéndose en medio de una pléyade de unidades enemigas que al turno siguiente los cogerán irremediablemente por el flanco, lo que será su ruina. Porque si hay una cosa que la AI no te perdona es un ataque por el flanco: dalo siempre por seguro.

Así que en la primera batalla me zurraron la badana ¡Con lo confiado que yo iba con el despliegue oblicuo que os comenté en un correo anterior! Ese despliegue era válido contra los agresivos japoneses, pero no contra los insidiosos y escurridizos coreanos… ¿Qué hacer?

Entonces me acordé de algo que había leído hace muchos años en el magnífico libro del brigadier retirado Vincent J. Expósito, titulado “A MILITARY HISTORY AND ATLAS OF THE NAPOLEONIC WARS”, libro que debería figurar en la biblioteca de cualquier aficionado a la historia militar. En la página 106, en la descripción de la batalla de Wagram, se puede leer esto (la traducción es mía):

“Afortunadamente, Lauristón galopó con la artillería de la Guardia (sesenta cañones) hasta alinearse con Nansouty. Dieciocho cañones de Macdonald y venticuatro de Wrede se le unieron rápidamente. Desde las 1130 a las 1200, estos cañones dispararon sin descanso, barriéndolo todo entre Breintenlee y Süssenbrünn. Con el tiempo que ganó con esta acción, Napoleón organizó rápidamente su contraataque. Eugene se mantendría temporalmente a la defensiva con tres de sus divisiones; con las otras tres, Macdonald avanzaría hacia Süssenbrünn, apoyado por Nansouty y la caballería de la Guardia. Oudinot amenazaría Baumersdorf. Marmont, Wrede y la infantería de la Guardia quedarían en reserva. Durante más de una hora, Napoleón y su cuartel general estuvieron situados en una altura situada a unas dos mil yardas (poco menos de setecientos metros) al sur de Aderklaa. Llamando la atención con su blanco caballo, (el Emperador) estuvo yendo y viniendo entre un constante fuego artillero, completando sus preparativos. Macdonald formó sus tres divisiones (ahora ya unos 8000 hombres) en la parte trasera izquierda de la batería de Lauriston. Dado que tendría que combatir en tres direcciones durante su penetración en la línea austriaca, los dispuso, obviamente con la aprobación de Napoleón, en un gran rectángulo hueco (y no la columna masiva que normalmente se describe)”

http://www.uoguelph.ca/~sday/napoleonto ... apBig.html

Pues señores, más o menos esto es lo que hice yo: un gran rectángulo hueco, al que llamaré “El Rectángulo Hueco de PapaX3”. Como podéis ver en la imagen, los samuráis (SP) despliegan al frente, e inmediatamente detrás hay una fila de arqueros (ARQ), que harán las veces de la gran batería de Lauriston. En los flancos, y en columna, desplegarán lanceros ashigaru (AL) mezclados con arcabuceros (ACB), y en la retaguardia del cuadro, las reservas. La caballería desplegará en masa en el flanco con terreno más despejado. Procuraremos, como siempre, apoyar el otro flanco en un obstáculo, ya sea artificial (un bosque con algunos arcabuceros, por ejemplo) o natural.

https://drive.google.com/file/d/0B-E0Dn ... sp=sharing

Esto hice, estudié el terreno, avancé en la dirección que creí más oportuna y… ¡Funcionó! Con este despliegue no he perdido ni una batalla más. Os daré algunos detalles.

Al hacer el despliegue hay que estudiar el terreno para ver la mejor zona para avanzar. Ahora lo importante es buscar un terreno despejado, a ser posible elevado, y que esté separado al menos uno o dos cuadrados de los bosques circundantes. Lógicamente, desplegaremos en la parte más cercana, para llegar al destino lo antes posible.

No te puedes conformar con hacer el cuadrado y situarlo en el terreno que has elegido. Ciertamente, tarde o temprano, el enemigo se dirigirá contra ti; si tiene superioridad numérica, lo hará desde el primer turno; si no, tardará. Esto último te puede dejar pocos turnos para conseguir la victoria, así que si tienes superioridad, provócalo acercándote lo que puedas, sin comprometerte en terrenos desventajosos.

Una vez situado el despliegue en la zona elegida, y rodeado de enemigos, comienza la parte verdaderamente divertida, pues la única forma de evitar el desmadre de los ilustres guerreros japoneses es que haya una auténtica muralla de coreanos delante. Dicho en otras palabras: es conveniente esperar con nervios bien templados que la muralla de enemigos en tu frente sea tan espesa, que no permita a la unidad samurái perseguidora penetrar mucho en ella. Mientras se va formando esta masa de enemigos, tus arqueros se van a hartar. Esta muralla humana es, a su vez, un problema para el contrario, pues las unidades que deben huir quedan eliminadas por no tener ruta de retirada (y, tal vez con cierto alivio de tu parte, no habrá persecución). Recordad lo peligroso que es “echar el aliento en el cogote”. Si pudieran huir, es probable que contagien el pavor a sus vecinos, que ya estarán desgastados por tus arqueros. Lo que es evidente es que cuando des la orden de ataque a la primera línea, has de hacerlo con cuantas más unidades mejor, y contando con reservas cercanas para apoyar a las unidades que puedan quedar en situaciones comprometidas. En la oportuna elección de este momento está el arte del buen general.

Pensaréis: “Mucho decir que no hay que echar el aliento en el cogote, pero tú bien que pones a los arqueros cerrando el paso a los samuráis” Cierto, cierto. Es conveniente dejar algún hueco, pero más adelante, según discurra la batalla. Todos sabemos que los samuráis aguantan tela marinera. Inicialmente ningún coreano los va a atacar cuerpo a cuerpo y sus disparos los pueden soportar perfectamente los primeros turnos. Pero es cierto; según avanza la batalla, hay que dejarles rutas de retirada. De cualquier forma, al atacar, el frente se fraccionará y quedarán huecos.

Antes comentaba que hay que buscar un terreno alejado al menos dos cuadrados de los bosques ¿Por qué? Porque en terreno despejado es donde verdaderamente los lanceros pesados samuráis son picadoras de carne. Hay que evitar que entren en bosques, así que si se “calientan” y entran en ellos, no dudes en hacerlos retroceder. Si hay una masa de enemigos entre ellos y los bosques, tanto mejor, porque siempre tendrán objetivos rentables en el terreno que más les conviene. Eso sí, cúbreles los flancos lo mejor posible. Recuerda que una unidad bajo ataque ya no dispara ni puede ser objetivo de disparos, así que cuando empiece el cuerpo a cuerpo pocos te tiradores te hostigarán.

Un buen truco es meter unos arqueros y arcabuceros en un bosque cercano a un flanco de tu cuadrado. Funciona muy bien, ya que los coreanos no atacan bosques con sus unidades, casi todas de lanceros o jinetes, pero se acercan para asaetearlos. Y esto es un error, porque los japoneses, además de ser mejores tiradores, distraen a la vez que debilitan, algunas unidades del enemigo.

Si los coreanos no se concentran en tu frente, no dudes desplegar el ala no amenazada para apoyar el ataque del centro. Pero, ¡ojo! Los enemigos son tantos, que muy probablemente haya unidades emboscadas y que aún no has descubierto. Estos sagaces y correosos coreanos son muy astutos y ladinos.

Saludos

Avatar de Usuario
RenKimura
Conscript - Obergefreiter
Conscript - Obergefreiter
Mensajes: 172
Registrado: Mar Dic 27, 2016 9:13 pm
STEAM: Jugador
Ubicación: Vía Láctea
Contactar:

Re: Sengoku Jidai. El rectángulo hueco de PapaX3

Mensaje por RenKimura » Dom Jun 18, 2017 4:17 pm

Muy interesante. Sin duda lo pondré en práctica.

P.D. Estaria bien reunir todo lo relacionado con Sengoku Jidai en un único tema.
Rubén
"Solo los muertos han visto el final de la guerra." -Platón

Avatar de Usuario
PapaX3
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 145
Registrado: Mié Ene 13, 2016 10:44 pm
STEAM: Jugador

Re: Sengoku Jidai. El rectángulo hueco de PapaX3

Mensaje por PapaX3 » Dom Jun 18, 2017 6:09 pm

Hola.

Antes lo digo, antes me llevan la contraria ¿No digo que los coreanos son taimados y astutos? En el último encuentro han atacado, con poca fortuna, un bosque donde había arcabuceros. Menos mal que puse con ellos algunos ashigaru espadachines, que no se desorganizan tanto entre los árboles, y entre unos y otros mantuvieron el terreno mientra los samuráis decidían la batalla y la caballería barría los linderos exteriores con ataques de flanco. Pero han estado bien apurados, ya lo creo.

Corea debe ser un lugar muy boscoso, pues el terreno aparece siempre con grandes masas de arbolado. Pues bien, dado que la caballería coreana es especialista en disparar y eludir asaltos, no es mala idea preparar una emboscada como las que hacía el pérfido Aníbal. En esta última batalla he escondido dos unidades de caballería en el lindero de un bosque de mi retaguardia. Cuando la caballería ligera coreana las rebasó para asaetar a mi Cuartel General, salieron y les cortaron la retirada. Otras dos unidades avanzaron hasta tenerlas todas a distancia de carga. Hecho esto, tuve que pensar el orden de los ataques contra estos escurridizos enemigos. Hay que atacar en un sentido y en el otro, para que la caballería coreana "rebote" hacia la siguiente que la va a asaltar. Tenía disponible 4 unidades de caballería y ataqué desde varias direcciones. Normalmente eluden el primer envite, pero al segundo o al tercero una de ellas ya estaba hecha unos zorros y terminó "En Pánico". Pese a eso, sólo pude liquidarme una; la otra escapó y me estuvo dando la lata el resto de la batalla ¡Cachis!

Saludos

Avatar de Usuario
RenKimura
Conscript - Obergefreiter
Conscript - Obergefreiter
Mensajes: 172
Registrado: Mar Dic 27, 2016 9:13 pm
STEAM: Jugador
Ubicación: Vía Láctea
Contactar:

Re: Sengoku Jidai. El rectángulo hueco de PapaX3

Mensaje por RenKimura » Dom Jun 18, 2017 6:55 pm

¿Te has planteado hacer un AAR? Creo que se te daría bien jaja :Ok:
Rubén
"Solo los muertos han visto el final de la guerra." -Platón

Avatar de Usuario
PapaX3
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 145
Registrado: Mié Ene 13, 2016 10:44 pm
STEAM: Jugador

Re: Sengoku Jidai. El rectángulo hueco de PapaX3

Mensaje por PapaX3 » Dom Jun 18, 2017 10:33 pm

Hola.

Al recibir la contestación de Renkimura, me he metido en Internet y he puesto “AAR significado”. Porque mi proverbial ignorancia del argot moderno me obliga a hacer estas exploraciones. Y he encontrado algunas respuestas curiosas. Naturalmente, he desechado que AAR signifique “American Association of Railroads” (Asociación Americana de Ferrocarriles), o “Against All Risk” (Contra Todo Riesgo), y me he quedado con “After Action Report” (Informe Tras Acción, o Informe tras el Combate, que tendría más sentido). Supongo que Renkimura se refiere a esto.

Bien, he de decir que si significa esto último, sí, he hecho algún AAR. Pero lo he hecho sobre partidas entre humanos, nunca en una partida con una AI ¿Por qué? Porque los humanos expresan sentimientos y emociones, hacen comentarios y planteamientos que luego pueden ser analizados, destripados, interpretados y novelados en un relato divertido. Por el contrario, la AI hace lo que tiene programado y nada más. Le importa un pito ganar o perder y, por supuesto, no hace el menor comentario. Así que, sintiéndolo mucho, no voy a hacer un AAR sobre una partida contra el ordenata porque no tendría sentido.

El programa es lo que es: frío, implacable, errático a veces, y… ¡te puede dar una sorpresa cuando menos te los esperas! En la última batalla de la campaña coreana me ha ocurrido. Os contaré algunos detalles a guisa de mini-AAR.

Se produjo un enfrentamiento entre un ejército coreano y uno mío con gente poco ducha en las artes militares, pues acababa de llegar del Japón, tenía bastantes novatos y no había batallado nunca. Las fuerzas estaban igualadas, tal vez con una ligera ventaja de los coreanos. Así que me planteé una batalla defensiva para ir curtiéndolos en las mejores condiciones posibles. Desplegué muy atrasado y esperé que los coreanos atacasen. Iban a tardar al menos 8 turnos en llegar al contacto, así que ganaba tiempo por si las cosas no iban bien (Como ya sabemos, las batallas acaban en 20 turnos). Por si fuera poco, metí la pata en un par de cosas:

1) No desplegué en una zona donde los samuráis pudieran pasar al ataque y desbordar un ala, porque los bosques circundaban completamente el dispositivo, y

2) No tuve la precaución de “no echar el aliento en el cogote” hasta que dos unidades fueron eliminadas por no poder retroceder. Contaba con dejar espacio tras el ataque, pero como los bosques no me dejaron atacar, no pude avanzar y los arqueros cerraban cualquier retirada.

Ambos han sido fallos míos, qué duda cabe, pero tampoco podía hacer mucho más. En esta ocasión había bosques por todas partes. Yo ocupaba la única zona despejada que encontré, e incluso en los extremos del despliegue puse, emboscados en esos bosques, arcabuceros con apoyo de espadachines ashigaru que evitaron que los coreanos, que avanzaban taimadamente por las espesuras, me aparecieran en la retaguardia. La cosa estaba tan apretada, que la caballería estaba de reserva en la retaguardia profunda, por si aparecía por allí alguna unidad de coreanos que hubieran atravesado aquellas junglas.

Los pobres samuráis de la primera línea de batalla aguantaron tiros y tiros sin poder atacar hasta muy tarde, cuando ya estaban bastante debilitados. Y aunque los arqueros hacían su labor, esto era poco consuelo para ellos. No me atrevía a atacar con los bosques tan cerca y donde sospechaba, como luego se demostró, que había escondidas muchas unidades enemigas. Así que aguantaron a pié firme el chaparrón de dardos que inevitablemente les cayó.

En el turno 8º entraron algunos refuerzos míos, que venían atrasados, y en el 9º otros tantos. Porque, y esto es uno de los grandes aciertos del juego, el planteamiento de la batalla lo hace el programa, y no cuentes con que todas tus unidades están en el campo de batalla, no. Algunas pueden aparecer como refuerzos a partir del turno 8, 9 o así, por lo que, inicialmente al menos, la balanza puede estar de parte del contrario.

En fin, que entre una cosa y otra llegó un momento en el que tanto los coreanos como los japoneses teníamos huyendo el 19% de las unidades. Mal iba el asunto. Pero, ¡amigo!, las cosas empezaron a cuadrar a partir de esos angustiosos instantes, y los coreanos empezaron a fallar, a retroceder, a huir y, aunque habían roto mi flanco derecho, no pudieron sacarle tajada al acontecimiento. La llegada de los refuerzo re-equilibró la partida y, una vez alineados, pasé, ¡al fin!, al ataque. Pocas unidades de samuráis estaban ya enteritas. Cada guerrero tenía cuarenta flechas clavadas, tal y como se ve en las películas de Kurosawa. Pero ¡eran nobles samuráis, y murieron en frenéticas cargas que descabalaron totalmente el dispositivo enemigo! ¡Hurra! ¡Honor y gloria para los héroes! La batalla concluyó con un nuevo éxito del famoso “Rectángulo Hueco de PapaX3”.

Saludos.

Avatar de Usuario
Ronin
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 5290
Registrado: Sab Nov 12, 2011 3:19 pm
STEAM: Jugador
Ubicación: a la sombra de la Alcazaba de Malika en Al-Andalus

Re: Sengoku Jidai. El rectángulo hueco de PapaX3

Mensaje por Ronin » Lun Jun 19, 2017 12:16 am

En los AAR se añade de la cosecha de uno mismo. Yo no hago AAR's, pero lo que leo por aquí se adivina. Son novelados y quedan muy bonitos e instructivos :D
¡¡¡Cuanto echamos de menos el esplendor de Al-Andalus!!!

Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
PapaX3
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 145
Registrado: Mié Ene 13, 2016 10:44 pm
STEAM: Jugador

Re: Sengoku Jidai. El rectángulo hueco de PapaX3

Mensaje por PapaX3 » Lun Jun 19, 2017 2:14 pm

Hola.

Pues acabo de finalizar con éxito la campaña coreana, con 7 victorias y una derrota.

La derrota ha sido muy interesante. Resulta que la región en la que estaba mi ejército es invadida por un ejército coreano. Como era mi mejor fuerza, creí que no iba a tener problemas... ¡para que te fíes! Al aceptar la batalla, aparece un ejército enemigo el doble de numeroso que el mío y atrincherado tras un vallado muy largo. Delante de la gran valla hay un pantano, y todo la zona central del campo de batalla es despejada. En este escenario los bosques son pocos. Tras las vallas había tiradores de todos los colores: arqueros, arcabuceros y todos con cañoncitos. Es decir, que arreaban estopa a larga distancia. Y a sus espaldas, la intemerata de lanceros y jinetes ¿Que hacer?

Lo primero que se me ocurre es buscar una buena posición defensiva y a esperar que ataquen. Pero salvo una caballería ligera que terminó en pánico, nadie se movió durante los veinte turnos. Al final me dicen que como no he derrotado al enemigo, he perdido la batalla y debo retroceder de la zona ¡Sapristi! En primer lugar, el que invade debería ser el que tenga la obligación de derrotar al contrario, y no al revés. En segundo lugar, el que debería estar atrincherado soy yo, que era el que no me había movido. Pero bueno, así es el juego.

Como tenía salvada la partida, he tratado de buscarle las vueltas al despliegue enemigo, a ver si conseguía una victoria, aunque lo veía muy difícil con tanto coreano enfrente. Y, en efecto, ha resultado imposible. Aunque he formado el famoso Rectángulo Hueco de PapaX3, no ha servido para nada, porque cuando los coreanos ven que quieres flanquear la posición, se ponen en movimiento, van a por ti y al final los números cantan. Ya se sabe que: "Vinieron los sarracenos, y nos molieron a palos, que Dios ayuda a los malos, cuando son más que los buenos".

Así que acepté mi derrota inicial y retrocedí de la zona. Traje a otro ejército, los uní, y volví a por los malditos coreanos. Esta vez huyeron como conejos y quedaron arrinconados en la frontera china, en una zona donde los japoneses no pueden entrar. Desde su inviolable refugio han visto cómo Corea entera pasaba a manos japonesas, y así he acabado esta trabajosa campaña ¡Hurra!

Saludos

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado