25 años sin Drazen Petrovic, la leyenda sigue viva

Aqui un sitio reservado para los mensajes que no tienen porque ser de estrategia. Siempre respetando las normas generales de conducta y la buena educación, ante todo.
Responder
Avatar de Usuario
Granfali
Crack - Oberst
Crack - Oberst
Mensajes: 3016
Registrado: Lun Feb 02, 2004 6:38 pm
STEAM: No Jugador
Ubicación: Orippo

25 años sin Drazen Petrovic, la leyenda sigue viva

Mensaje por Granfali » Jue Jun 07, 2018 4:29 pm

Murió de forma absurda. Dormido en el asiento del copiloto, en un coche manejado por su novia, una tarde de tormenta, mientras sus compañeros de selección, miles de metros por encima de su cabeza, volaban seguros rumbo a Zagreb. Un avión que también él debería haber tomado. Drazen Petrovic se marchó el 7 de junio de 1993. Tenía 28 años. El Mozart del baloncesto europeo nos dejaba aturdidos, sin respuestas. Hoy, un cuarto de siglo después, al menos podemos reunir un puñado. ¿Por qué fue el mejor? Por todo esto y por lo que no se explica. Por lo inefable.

1. Drazen fue un pionero, un tipo que, antes que nadie, miró hacia el otro lado del océano y vio algo llamado NBA. En 2012, el ex comisionado David Stern lo resumió así: "Lo perdurable de su legado fue su modo de allanar el camino a los jugadores del resto del mundo".

2. Drazen fue hijo de un tiempo envenenado y símbolo de la caída de Yugoslavia. Su truncada amistad con Vlade Divac y el capítulo de la bandera croata durante el Mundial de 1990 sólo se pueden interpretar desde esta óptica perversa.

3. Drazen fue Dios el 14 de marzo de 1989. 62 puntos en la final de la Recopa ante el Snaidero Caserta (117-113). Aquel martes, en el Palacio de la Paz y la Amistad de Atenas, acertó con 12 de 14 en tiros de dos, 8 de 16 en triples y 14 de 15 en libres.

4. Drazen fue el reclamo comercial para una generación aún no arrasada por las corporaciones estadonidenses. Sus Kronos italianas de los tiempos en la Cibona hacían furor por toda Europa. Las Reebok BB 5600 de su estancia en Madrid aún son joyas de coleccionista.



5. Drazen fue el jugador por el que una vez Pat Riley, artífice entonces de los durísimos Knicks, se atrevió a proclamar: "Es justo lo que necesitamos para ganar el anillo".

6. Drazen fue un visionario del show business, capaz de explotar mejor que nadie ese perfil mitad bufón, mitad iluminado. Un líder que llevaba al delirio a los fanáticos de la Cibona con sus aspavientos. Un tipo capaz de sacar de quicio a Corbalán con sus bicicletas o a Epi con sus irritantes invasiones en el 4,60.

7. Drazen fue un tímido y un raro que no salía de su casa de Herrera Oria. No le interesaban las cenas de confraternización. No respondía a los reclamos de la vida social. No quería saber nada de nadie, porque cualquier intrusión se consideraba un obstáculo hacia lo primordial: "No tengo aficiones. Sólo el basket".

8. Drazen fue víctima de un personaje que le hizo pagar muy caros sus excesos. El escupitajo a Juanjo Neyro en el Torneo de Puerto Real se tradujo tres años después en un infame arbitraje en el quinto partido de la final de la ACB. Y los 62 puntos de Atenas supusieron una inevitable fractura con Fernando Martín.

9. Drazen fue un competidor nato, alguien incapaz de asumir la derrota. Así lo admitía hace poco Quique Villalobos, su más íntimo compañero en el Real Madrid: "Siempre tuve la sensación de que, con él en la pista, era imposible perder".

10. Drazen fue el all star al que un niño de tres años llamado Stephen Curry admiraba de reojo. Durante aquel concurso de triples en Orlando, el futuro mejor tirador de la historia, a la vera de Dell, su padre, se quedó con los ojos como platos. Como tributo, en 2015, entregó al Museo Petrovic una camiseta con el dorsal 30 de los Warriors.

11. Drazen fue un fanático del 44, una cifra con muchos significados. En su debut en la Copa de Europa, allá por 1984, le hizó 44 puntos al Madrid. Al año siguiente, otros 44 al Maccabi. Cuando se aventuró en Portland escogió este dorsal, de muy mal fario entonces. No obstante, su más colosal noche en la NBA, un 24 de enero de 1993, terminó con 44 puntos ante Houston (73,9% en tiros de campo).



18. Drazen fue el triplista que cerró su paso por la NBA con un 43,7% desde más allá del arco, el tercer mejor promedio de la historia, sólo peor que los de Steve Kerr (45,4%) y Hubert Davis (44,1%). Hasta ahora, Curry acumula un 43,6%.

19. Drazen fue el madridista capaz de sacar a la Demencia un grito como "¡Sí, sí, sí! ¡Me mola Petrovic!" Su único partido como visitante ante Estudiantes, el 21 de enero de 1989, lo cerró con 35 puntos. Javier García Coll, encargado de vigilarle, apenas aguantó 18 minutos antes de marcharse con cinco faltas.

20. Drazen fue el único enemigo capaz de desafiar a Michael Jordan en la final de Barcelona. "La próxima la meteré en tu cara", espetó Su Majestad del Aire. "Yo haré lo mismo", enmendó Petro, que aquel 8 de agosto de 1992 se permitió el lujo de superarle por dos puntos (24-22).

21. Drazen fue un amante obsesivo del balón, compañero para todo y casi único confidente. "Lo llevo a todas partes. Lo siento dentro y le doy todo lo que puedo. Es mi alma, la gran ilusión de mi vida", afirmaba.

22. Drazen fue un héroe a medio camino entre dos naciones hermanas que terminaron matándose. Desde la época en que Ranko Zeravica le dejó fuera de la lista plavi para el Mundial de 1982 hasta la gloria olímpica con Croacia en Barcelona, donde sólo cedió ante el Dream Team.

23. Drazen fue el chaval rebelde que luchó contra una malformación congénita en sus caderas. Un cabezota que nunca aceptó el apodo de kamenko, por aquellas piedras que se tiraba, a edad tan temprana, en los gimnasios de Sibenik.



24. Drazen fue el mejor penetrador europeo, más decisivo incluso que Nikos Gallis. Escocido por la derrota en el Eurobasket de 1987, con 44 puntos del griego, tomó cumplida revancha dos años después, en una de las exhibiciones más fabulosas de aquella Yugoslavia inmortal (98-77).

25. Drazen fue el niño predilecto de Biserka y el hermano pequeño de Aleksandar, maestro por el reverso tenebroso de la fuerza. La madre, que le conocía mejor que nadie y que jamás pudo superar su pérdida, estampó una frase para la eternidad: "En casa era un ángel. En la pista, un demonio".

Fuente: El Mundo http://www.elmundo.es/deportes/balonces ... b468d.html
Algunas personas nunca aprenden nada, porque todo lo comprenden demasiado pronto.
Alexander Pope.

Avatar de Usuario
JJ
Conscript - Gefreiter
Conscript - Gefreiter
Mensajes: 96
Registrado: Dom May 29, 2005 3:10 am
STEAM: Jugador
Ubicación: Iruña

Re: 25 años sin Drazen Petrovic, la leyenda sigue viva

Mensaje por JJ » Dom Jun 10, 2018 12:34 am

Coincido plenamente con todo lo dicho, una perdida irreparable para el baloncesto, recuerdo que al recibir la noticia de su accidente no lo podía creer, igual que recuerdo muchas de sus jugadas. Uno de los mejores de la historia que con un poquito más de educación habría sido inigualable.
Imagen

Avatar de Usuario
Liant
Regular - Unterfeldwebel
Regular - Unterfeldwebel
Mensajes: 464
Registrado: Mié Ene 28, 2009 12:07 am
STEAM: Jugador
Ubicación: Madrid

Re: 25 años sin Drazen Petrovic, la leyenda sigue viva

Mensaje por Liant » Dom Jun 10, 2018 1:26 am

Sabonis y Petrovic para mi fueron, y son, El Baloncesto.
Imagen

unbbmas
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 396
Registrado: Mié Ene 24, 2007 10:51 pm
STEAM: Jugador

Re: 25 años sin Drazen Petrovic, la leyenda sigue viva

Mensaje por unbbmas » Dom Jun 10, 2018 2:16 pm

El Baloncesto... Europeo
Si encuentras tantos (chiflados), ve pensando, que quizás, los buscas tú.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 11 invitados