Tiopepe, Von Patoso y Patxi en Mortain

Para poder leer y disfrutar de todos esos AARs magníficos que hacen los foreros.

Moderador: Moderadores Wargames

Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3585
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Tiopepe, Von Patoso y Patxi en Mortain

Mensaje por Patxi »

Mientras tanto, el Hauptmann "Tiopepe" Leifheim había reunido en torno suyo a sus jefes de pelotón. Comenzó a hablarles:

-Vamos a tantear los flancos para ver donde estan las posiciones americanas posicionadas. Por el flanco del bosque tratare de meterme por el bocage porque desde ahi tendremos buena posicion de tiro sobre las primeras casas del pueblo.

Se dirigió hacia el radioperador que le acompañaba y comunicó a su superior:

-Antes de asaltar el pueblo sera necesario un bombardeo general sobre todo el pueblo. Mis hombres se niegan a realizar un asalto a pecho descubierto sin antes ver cascotes y tejados derrumbados sobre el suelo...

Imagen
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Avatar de Usuario
Patxi
Support-PdL
Support-PdL
Mensajes: 3585
Registrado: 28 Ago 2005, 22:45
STEAM: No Jugador
Ubicación: Siberia

Re: Tiopepe, Von Patoso y Patxi en Mortain

Mensaje por Patxi »

El Obergefreiter Krabbe volvió a llamar la atención de von Mansburg.

- Señor, el Hauptmann Leifheim dice que o hay apoyo de la artillería o ellos no avanzan. Sus hombres se niegan a realizar un asalto a pecho descubierto sin antes ver cascotes y tejados derrumbados sobre el suelo. Han sido sus palabras textuales...

La rabia de von Mansburg subió un grado más, si aquello era posible tras el incidente con Wiberg. Le habían puesto al mando de un grupo de oficiales respondones y quisquillosos. Esas cosas no pasaban en el ejército astriaco y mucho menos en la época del KuK Armee. Sus pensamientos volaron a las batallas de Isonzo, donde había participado como un joven oficial en el Regimiento de Infantería nº7 Khevenhüller. Les habían dado bien para el pelo a los italianos en aquellos días, a pesar de su inferioridad numérica. Mucho se criticaba al ejército austrohúngaro, pero no discutían las órdenes como lo hacían estos prusianos de cabezas cuadradas. En fin, tendría que lidiar con ello. Su vida y la de todos los hombres de la división estaban en juego. Se dirigió a Krabbe:

- Dígale a herr Leifheim que el observador de artillería está ocupado corrigiendo los disparos de los morteros. Dígale que se ponga cómodo y que en cuanto el fuego de los morteros caiga donde tiene que caer, le ordenaré al observador que descargue un diluvio de plomo sobre el pueblo. También hágale saber a herr Leifheim que no andamos precisamente sobrados de munición de artillería, pero ya que sus hombres quieren ver cascotes y tejados derrumbados para tener suficiente "èlan", así se hará. También hágale saber que si tiene alguna otra petición solo tiene que solicitarla.

Se dio la vuelta y se dirigió de nuevo hacia el bosquecillo. Pudo ver por el rabillo del ojo que dos de los kubelwagen parecían estar fuera de servicio. Se preguntó qué habría pasado y apresuró el paso para llegar cuanto antes a la cobertura de los árboles.
Imagen
Imagen
http://www.aitordelgado.com/
Responder